La Rioja inició el 2021 en default por la deuda del Parque Eólico Arauco

El inicio del 2021 está marcado para La Rioja por su situación financiera: está en default. Hasta este lunes, el Gobierno no llegó a un acuerdo con los acreedores de la deuda que se generó por la ampliación del Parque Eólico Arauco.

El 22 de setiembre de 2020, el ministro de Hacienda, Jorge Quintero, había informado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que se habían iniciado las conversaciones con los tenedores del famoso Bono Verde por 300 millones de dólares.

El 24 de agosto de 2020, La Rioja debería haber realizado el pago de más de 14 millones de dólares por los intereses de la toma de la deuda, mientras que el 24 de febrero de este año tendría que hacer frente a otra obligación.

Cuando asumió el gobernador Ricardo Quintela se abrió un abanico de especulaciones con respecto el futuro del Parque Eólico Arauco, ya que fue una creación del ex mandatario Luis Beder Herrera y que continuó en el mandato de Sergio Casas con la toma del Bono Verde por 300 millones de dólares.

El propio presidente Alberto Fernández se mostró interesado y hasta llegó al Parque para dar su apoyo a los políticas de energía renovables del país.

En ese marco, Quintela desplazó de la conducción del Parque a Fernando Cárbel para que asumiera el secretario de Asuntos Estratégicos, Ariel Parmigiani, quien había asegurado que el pasivo ascendía a 600 millones de dólares.

Luego el jefe de Gabinete, Juan Luna Corzo, le bajó el tono a las declaraciones de Parmigiani y hasta quedó en el olvido una investigación que había anunciado el Gobierno.

Lo cierto es que La Rioja está en default y es una deuda que en algún momento deberá enfrentar.