La Nación da señales que no ayudará a La Rioja para pagar el Bono Verde

El Gobierno nacional dio señales este martes que no tiene intenciones de ayudar a la provincia de La Rioja para pagar el Bono Verde de 300 millones de dólares. Si esa fue la estrategia del Gobierno riojano, se encontró con otra realidad, ya que el Ministerio de Economía de la Nación pidió que las provincias no apuren los tratos y busquen “acuerdos sostenibles”.

La Rioja está en default debido que no pagó una cuota de los intereses del préstamo que sacó para la amplicación del Parque Eólico Arauco, mientras que tiene otra obligación el otro mes.

El titular de la Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial, Rafael Brigo, fue el encargado de recibir a los ministros de Buenos Aires, La Rioja, Salta, Jujuy, Tierra del Fuego, Chaco y Entre Ríos que están renegociando deudas con bonistas para encarar una estrategia común.

Desde la órbita de Martín Guzmán bajaron un mensaje claro: no apurar el diálogo para cerrar con condiciones poco ventajosas, que a la larga no resuelven el problema.

También participó el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, pese a que horas antes había sellado el acuerdo de reperfilamiento de la deuda.

El proceso de negociación entrerriano fue central en la revisión de la estrategia, ya que un comité de tenedores Ad Hoc inició un proceso judicial en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York por el incumplimiento de pago de un cupón que vencía el 8 de agosto.

Uno de los participantes del cónclave comentó a Ámbito Financiero que “es fundamental para la estabilidad de las finanzas provinciales respetar los lineamientos de sostenibilidad que trazó la Nación en lugar de apurarse y cerrar en niveles que corresponden a demandas mal fundadas de acreedores”.

Y agregó que esas exigencias de bonistas muchas veces “no están alineadas con los preceptos de sostenibilidad”.

La versión de El Cronista