La Rioja minó la energía renovable de Argentina: Obtuvo el primer Bono Verde en la historia, fue premiada y hoy está en default

«La Argentina obtuvo su primer “bono verde” para financiar energías renovables». Así tituló la agencia oficial Télam el 17 de febrero de 2017. Al respecto, la agencia explicó: «Esto será partir de la emisión de deuda por u$s 200 millones que realizó la provincia de La Rioja, cuyos fondos serán destinados a duplicar la capacidad de generación del Parque Eólico Arauco Sapem, en línea con el Plan Renovar que puso en marcha el gobierno nacional».

La primera emisión internacional de títulos otorgada a la provincia siguió los principios de los “green bonds”, lo que determina que estos fondos serán utilizados para el desarrollo de inversiones que generan un impacto positivo en el medio ambiente.

Hoy La Rioja está en cesación de pago, ya que no abonó otra cuota de los intereses y el panorama en negro para pagar los 300 millones de dólares de la totalidad del Bono Verde.

Así minó la energía renovable de la Argentina, ya que la credibilidad en el mundo es fundamental para que se produzcan inversiones, tras de ser premiada.

Hasta el gobierno de la provincia de La Rioja fue reconocido a nivel internacional por la emisión del Bono Verde, realizada en febrero del año pasado por u$s 200 millones, para financiar la ampliación del Parque Eólico Arauco Sapem.

En ese marco, La Rioja recibió el galardón en Londres, en el marco de los Premios Bono Verde 2018, por parte de Iniciativa de Bonos Climáticos, reconocida organización internacional sin fines de lucro que trabaja exclusivamente en la movilización del mercado de títulos para soluciones a favor del cambio climático.

El 17 de febrero de 2017, Télam informó en ese momento: «Se trata de la primera emisión de deuda que La Rioja realiza en el exterior en toda su historia, además de resultar la primera provincia argentina que coloca lo que se denomina “bono verde”, un instrumento financiero cuyos fondos se destinan a la generación de energías limpias«.

“Esta operación constituye el puntapié inicial a que otras provincias sigan el camino de La Rioja y salgan al mercado a buscar financiamiento para los proyectos que salieron adjudicados en Plan Renovar”, había destacado a Télam, Nicolás Jensen, el jefe del área Sector Público de la entidad de servicios financieros Puente.

Puente, junto a la Unión de Bancos Suizos (UBS) fueron responsables por la colocación del primer “bono verde” de la Argentina, a una tasa fija de 9,75% anual en dólares, a un plazo de 8 años y con una amortización en 4 pagos.

La provincia que podría seguirle los pasos a La Rioja, es Jujuy, una de las mayores adjudicatarias del Renovar, y otra jurisdicción que nunca salió al mercado de capitales en el exterior.

El Renovar adjudicó 47 proyectos, en las dos rondas licitatorias realizadas, por 2.390,5 megavatios de potencia, apenas por debajo de los 2.581 MW que la central hidroeléctrica Yacyretá aporta a la sistema eléctrico nacional.

Estos proyectos fueron adjudicados a Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, y demandarán una inversión de u$s 4.000 millones para la generación de energía eólica, solar y de biogas.

“Es positivo ser la primera provincia en tener el bono verde. Es histórico, es la primera vez que accedemos a un crédito internacional”, sostuvo el funcionario, quien se encuentra en los Estados Unidos acompañando al gobernador, Sergio Casas.

En cuanto a la colocación, la tasa pagada por La Rioja, de 9,75%, resultó superior al 8,75% conseguido por Entre Ríos a principios de mes por una colocación de u$s 350 millones a ocho años; y a los intereses entre 6% y 7,875% que deberá pagar la provincia de Buenos Aires por su bonos colocados recientemente por u$s 1.500 millones, con vencimiento en 2023 y 2027.

Al respecto, Jensen explicó que “La Rioja tiene las cuentas muy ordenadas y nulo nivel de deuda, pero es la primera vez que sale al mercado internacional, en una clase de crédito que no es muy conocida, y los inversores quieren saber si es buena pagadora”.