La Rioja seguirá en cesación de pago, salvo que Quintela disponga pagar el Bono Verde

El ministro de Hacienda, Jorge Quintero, trajo este martes un mensaje concreto desde la Nación: La Rioja si pretende salir del default deberá echar mano a los fondos que tiene depositado en el Banco Rioja.

Es por la deuda de 300 millones de dólares del Bono Verde que fue para ampliar el Parque Eólico Arauco. Hasta ahora no se paga el capital del crédito, solo los intereses. Ya debe una cuota y en febrero vence otra para el Gobierno de Ricardo Quintela.

Según informó la Casa Rosada, “el Ministerio de Economía convocó esta tarde a un grupo de ministros de Economía y Finanzas provinciales para repasar los principios de sostenibilidad de la deuda que siguió el gobierno nacional en su reestructuración y coordinar acciones en el proceso de renegociación que llevan adelante sus provincias”.

La reunión estuvo encabezada por el titular de la Unidad de Apoyo de Sostenibilidad de la Deuda Pública de las provincias, Rafael Brigo y los secretarios de Hacienda, Raúl Rigo, y de Finanzas, Mariano Sardi.

Del encuentro, en el salón Manuel Belgrano del Palacio de Hacienda, participaron los ministros de Economía de Buenos Aires, Pablo López; Entre Ríos, Hugo Ballay; Chaco, Maia Woelflin; Jujuy, Carlos Alberto Sadir; La Rioja, Jorge Quintero; Salta, Roberto Dib Ashur; y Tierra del Fuego, Guillermo Fernández. Por Córdoba participó el ministro de Finanzas Osvaldo Giordano.

La reunión “se centró en el estado de los procesos de reestructuración llevados adelante por esas provincias. A su turno, las autoridades provinciales brindaron un panorama general sobre el estado de cada una de sus negociaciones y celebraron la realización del encuentro para tener una visión global de los procesos de reestructuración provinciales que se están llevando a cabo, informó oficialmente el gobierno nacional.

Asimismo, “se evaluó la situación particular de cada jurisdicción contemplando el impacto en la disponibilidad agregada de reservas internacionales y se enfatizó la necesidad de respetar los principios de sostenibilidad de la deuda trazados por el Gobierno Nacional que constituyeron la base de la reestructuración de la deuda soberana en 2020”, se remarcó desde la administración de Alberto Fernández.