La pelea por las diputaciones nacionales: El Presidente quiere a Zulemita Menem y el Gobernador a Gabriela Pedrali

El Presidente tuvo un gesto con Carlos Menem: lo fue a visitar a la clínica. Alberto Fernández se acercó al instituto porteño para interiorizarse por la salud del actual senador nacional.

Fernández mantiene una buena relación con Zulemita Menem, hija del ex presidente, mientras que intenta que se sume como oferta electoral a diputada nacional en La Rioja, según informó días pasados Clarín.

La hija de Menem lo iba a acompañar al jefe de Estado cuando desembarcó en Anillaco por el Parque Eólico Arauco, pero desistió para no opacar la visita presidencial a La Rioja.

La semana que viene se repetirá la misma historia cuando Fernández llegue a Chilecito, según anunció el gobernador Ricardo Quintela. Zulemita Menem lo podría acompañar, si la salud de su padre lo permite.

El deseo presidencial sobre un futuro político para la hija de Menem cayó como un balde de agua fría en el sector liderado por Quintela, ya que pretenden copar las listas con quintelistas puros.

El gobernador busca que la lista a diputados nacionales sea encabezada por la ministra de Desarrollo, Gabriela Pedrali, secundado por el diputado provincial por Chilecito, Ricardo Herrera, quien se ha mostrado como un devoto Q, especialmente al lado del secretario general de la Gobernación, Armando Molina.

Pedrali desde hace tiempo no está a gusto en su cargo, ya que las demandas superan el presupuesto del Ministerio y además es un ámbito que desgasta por la crisis imperante en la provincia.

Lo dejó trascender y el mandatario provincial despejó el camino para que lidere la lista a legisladora nacional, aunque existe una lucha interna. El actual diputado nacional Danilo Flores avisó que dará batalla por la reelección (finaliza su mandato con Julio Sahad). Flores habló con intendentes y diputados provinciales de los Llanos.

Quintela dijo que las elecciones a diputados provinciales (se renueva el 50% de la Legislatura) se concretarán en octubre, en coincidencia con las legislativas nacionales. Hasta habló de una reforma constitucional y tallar y dar de nuevo con otro sistema electoral, para eliminar las colectoras, que le han posibilitado al peronismo mantenerse en el poder desde 1983 a la fecha. El gobierno tiene que llegar lo menos golpeado a octubre.

Luis Beder Herrera, ex gobernador, fue un amante de ese sistema, ya que año a año el justicialismo se diluye, fundamentalmente en la Capital, como en la ciudad de Chilecito.

Ahora Quintela deberá consensuar la lista a diputados nacionales para que todos trabajen más allá de las sonrisas y las fotos de rigor por la caja.

A Beder Herrera lo dejaron solo el día que perdió con el desaparecido Héctor Olivares. No fue solo la sociedad sino también la misma dirigencia, mucha de la cual estuvo en la zona de confort bederista.