Un cómodo Casas reapareció al lado del Gobernador: Bono Verde, entre otros problemas para el quintelismo

Sergio Casas fue el gobernador del Bono Verde para la ampliación del Parque Eólico Arauco. Esa idea fue impulsada por el entonces diputado nacional y ex mandatario, Luis Beder Herrera, lo que llevó a La Rioja que reciba 300 millones de dólares, que hoy Ricardo Quintela dice que no puede pagar.

El actual gobernador ordenó al ministro de Hacienda, el casista Jorge Quintero, que inicie el diálogo con los bonistas y por ello, la Provincia está en default, cesación de pago.

Hasta entonces, La Rioja estaba ordenada en sus cuentas y ahora integra el lote de las provincias con mayor endeudamiento en dólares. Ese marco fue el propicio para que el presidente Alberto Fernández le diga a su ministro de Economía, Martín Guzmán, que hable con su par riojano.

Quintela a su vez echó al bederista Fernando Cárbel de la administración del Parque Eólico Arauco y colocó a Ariel Parmigiani, un escriba de temas económicos en un sitio web, para manejar el problema de hoy y que se acrecienta en el futuro.

La Rioja fue la primera provincia en recibir un Bono Verde y hoy afirma que no lo puede pagar. Cuando se volvió a potenciar el tema reapareció Casas al lado del gobernador en distintas actividades en San Blas como en la Capital.

La anterior administración dejó a casi todo su gabinete en la Casa de Gobierno y el quintelismo quiere tomar todo el control para quedarse con el poder no solo financiero sino también institucional. Político todavía no, ya que hay varios actores afuera de la Casa de las Tejas.

Alberto Fernández ya estuvo en el endeudado Parque Eólico Arauco en un gesto a la política de energía renovable como así también al ex presidente Carlos Menem, ya que bajó en la famosa pista de Anillaco.

Casas está cómodo desde el 10 de diciembre de 2019, ya que tiene cero en ambición de poder y cuenta con mandato como legislador nacional hasta el 2023, la fecha que termina también Quintela.

También el casismo dejó otros temas sin resolver dentro de la Casa de Gobierno, ya que adujo que no pudo avanzar debido a la política llevada adelante por el ex presidente Mauricio Macri, especialmente obras inconclusas.

Casas antes de cerrar el 2020 estuvo con el presidente, que llega este martes a Chilecito, y luego le volvió a sonreir a Quintela y a todo el quintelismo, ese mismo que dice que el casismo debe dejar el poder. Un detalle: Cristina Fernández de Kirchner fue quien inauguró el Parque Eólico en la gestión bederista, que estaban todos, si todos.