Brizuela y Doria, la mejor socia de Quintela, que enoja al quintelismo

El quintelismo puro y familiar no quiere saber nada con la intendenta de la Capital, Inés Brizuela y Doria, una de las principales referentes de Juntos por La Rioja. Desde el secretario general de la Gobernación, Armando Molina, hacia abajo le declararon la guerra política, ya que la ex senadora pasó el primer año de gestión sin mayores complicaciones, a raíz de que su pasado no la condena.

Con ella se da una particularidad debido que cada vez que el quintelismo puro o familiar la ataca más se posiciona en la sociedad frente al rechazo capitalino a las viejas prácticas del peronismo.

Eso lo entendió el ministro de Vivienda, Ariel Puy Soria, otro que no cuaja dentro del pensamiento quintelismo, a pesar de haber sido el dirigente clave para que el actual gobernador Ricardo Quintela esté cumpliendo su sueño hasta el 2023. Otro fue el ex mandatario y actual diputado nacional Sergio Casas.

Puy Soria es protagonista de una guerra fría en el Gobierno de Quintela, ya que la Capital es un bastión que no avala desde hace un tiempo las ofertas electorales justicialistas. Han perdido todos, primero en los comicios legislativos y luego en las provinciales y hasta nacionales.

Mauricio Macri puede mostrar con orgullo que ganó en la tierra de Carlos Menem en su peor momento cuando buscó la reelección, como en la ciudad de Chilecito. No puede decir lo mismo Alberto Fernández, actual presidente de la Nación que está en la consideración social, pero no en el apoyo electoral.

En octubre, si nada cambia, el gobernador dispondrá que la renovación del 50% de las bancas de la Legislatura se pongan a discusión en las urnas, mientras que se juega el futuro electoral en el principal bastión, como es la Capital, que el quintelismo puro dice que con más asistencia social (bolsones), plantines, entre otras viejas ideas, saldrá airoso.

Hoy Quintela no sabe si la administración pública volverá en febrero a sus lugares de trabajo, no solo por la pandemia sino por los enojos propios de un sueldo que no alcanza: prometió 50% de incremento para todo este año, aunque en el 2020 no se dispuso nada y los aumentos semanales de los combustibles han hecho enojar hasta los propios albertistas.

Dentro del quintelismo existe un temor que asoma lentamente: es la unidad de los hermanos Brizuela y Doria con el aval del peronismo no Q.

Este martes llega por la tarde el Presidente a Chilecito, la tierra de Rodrigo Brizuela y Doria, un amigo de Fernando Rejal. Estará allí Inés Brizuela y Doria, su hermana y referente opositora, que arribó al aeropuerto de Anguinán junto a Puy Soria.

Luis Beder Herrera escucha el murmullo desde la finca La Seis de Anguinán, mientras que Alberto Paredes Urquiza, Néstor Bosetti y Felipe Álvarez, tras un documento, preparan los trajes para viajar a Buenos Aires.

Conclusión: Quintela es el gobernador que más recursos recibió en el 2020 en la historia, pero no tiene poder político (que no se hace con la caja).