Esperan que se solucionen las “serias dificultades” de La Rioja cuando tuvo a Menem como presidente durante una década

“La Rioja tiene serias dificultades que el Presidente las conoce, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro también saben de ellas”, sostuvo Ricardo Quintela.

El mandatario riojano lo manifestó frente al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como así también los ministros de Interior, Eduardo Wado de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Trasporte, Mario Meoni; de Agricultura, Luis Basterra; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (Cncps), Victoria Tolosa Paz.

Al hablar durante una reunión del Gabinete Federal realizada en la ciudad de Chilecito, Quintela dijo que La Rioja “es una provincia, como muchas del norte, que requiere una mirada especial y la posibilidad que nos permita desarrollarnos en forma armónica al igual que el sector del centro de la República Argentina”.

“Si bien la Constitución habla de un sistema republicano y federal, el federalismo se practicó muy poco, producto de que nosotros hemos perdido la penúltima batalla en el Pozo de Vargas”, en referencia al combate entre las fuerzas del caudillo Felipe Varela y del “mitrista” Antonino Taboada, en 1867, afirmó.

“La última batalla del federalismo la estamos dando con Alberto Fernández a la cabeza, buscando que el federalismo se imponga en la Argentina, que significa tratar de forma equitativa”, aseveró Quintela.

Quintela habló sobre la triste realidad de La Rioja sin apoyarse en la historia contemporánea que indica que hubo un presidente riojano durante una década. Fue desde 1989 a 1995 donde hubo críticas permanentes por el favoritismo de Carlos Menem a su tierra que también lo tuvo como gobernador en tres períodos. Fue presidente en dos períodos.

La presencia de Fernández en Chilecito deja en evidencia que la política riojana -centrada en el oficialismo de siempre- perdió 10 años cuando unos minutos de descanso de Menem en Anillaco significaban la llegada de miles de pesos (en aquel momento estaba el 1 a 1) que quizás no se vuelva a repetir.

La Rioja no pudo terminar el Paso Internacional de Pircas Negras cuando Catamarca lo hizo en una gestión gubernamental con su Paso San Francisco. Lo que pasó con Menem es una dura realidad para la provincia porque fue una oportunidad desperdiciada.

Casi con los mismos actores de la década del ´90 ahora La Rioja le pide al actual presidente que le solucione “las serias dificultades” como ya lo hizo ante Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri respectivamente.