La prensa se tomó vacaciones en la visita presidencial: Dos días desapercibidos en la sociedad y solo para los políticos

La visita presidencial acentuó el vedettismo que tiene la dirigencia en La Rioja. Fueron más protagonistas ellos que el propio presidente Alberto Fernández y hasta el gobernador Ricardo Quintela, el dueño de la lapicera y la caja hasta el 10 de diciembre de 2023.

Para algún distraído este martes llegó parte del gabinete nacional a Chilecito, que es la segunda ciudad en importancia en la provincia, y por la noche arribó el Presidente, previo escala en San Juan por el terremoto.

Durante toda la jornada hubo un vacío periodístico a la actividad nacional en tierras riojanas, ya que cada funcionario, intendente, diputado y todo aquel que esté vinculado al gobierno se encargó de llevar su propia “prensa” para que lo difundiera hasta cuando tomaba un café en la Perla del Oeste.

Quizás eso puede haber sido uno de los puntos por la poca trascendencia que ha tenido la llegada de Alberto Fernández, su gabinete y nueve gobernadores de la región del Norte Grande, que integran el NOA y NEA.

Qué radio Fénix no esté sería normal, tras que el gobierno decidió sacarla de la grilla de Internet para Todos. Sin embargo, la multiplataforma realizó la cobertura como corresponde por los actores que llegaron a La Rioja.

Por la noche se tomó la transmisión oficial para retransmitir los discursos del cansado Presidente y del gobernador en un acto -con mucha asistencia- en el hotel del casino en Chilecito cuando ya había terminado el día.

Pero la gira oficial pasó sin mayor trascendencia en el común de la gente y solo hay que mirar la repercusión que ha tenido: es casi nula, salvo para la clase política.