Pandemia y 2021 de elecciones, el panorama quintelista; hasta ahora no se adelantan las legislativas en La Rioja

“Con tres elecciones es difícil gobernar con una pandemia en el medio. Los gobernadores de la oposición estaban también completamente de acuerdo con la suspensión de las PASO”. Así lo graficó el gobernador Ricardo Quintela, tras la cumbre de mandatarios del Norte Grande en Chilecito.

Sin embargo, Salta se diferenció y adelantó sus comicios legislativos, y podría hacer lo mismo Misiones.

“Tuvimos un año no previsto que fue la pandemia donde reprogramamos nuestros programa de gobierno. No solo por una cuestión de ahorro pedimos la posibilidad de unificar por única vez las elecciones”, explicó a radio Futuro Rock el mandatario riojano.

Los gobernadores del noroeste y noreste argentino confluyeron en la Perla del Oeste donde estuvo el presidente Alberto Fernández y parte de su gabinete. El próximo encuentro será en Corrientes.

“Lo que pidió el presidente fue que Capitanich se reúna con Wado (de Pedro) para poder empezar a planificar algunas de las políticas a corto plazo”, explicó Quintela.

El riojano exhibe cuál es el panorama de su gobierno que se inició el 10 de diciembre de 2019. Pasó casi un 2020 con pandemia, que continuará, y tiene además el 2021 con un cronograma electoral nacional y provincial.

En el país habrá comicios legislativos en octubre por las bancas en el Congreso (Senado y Diputados, según la provincia), previamente está establecido por la ley las elecciones PASO en agosto. Finalizan sus mandatos los riojanos Julio Sahad (Juntos por La Rioja) y Danilo Flores (PJ).

A eso La Rioja debe sumarle la renovación del 50% de las bancas de la Legislatura provincial, especialmente en la Capital que se ponen en juego todas. Para el quintelismo es su primer mano a mano con la oposición, que hoy maneja el principal departamento de la provincia.

En ese marco, Quintela insistió en radio El Destape que “se planteó la necesidad de buscar un consenso entre oficialismo y oposición para unificar una sola elección en octubre y evitar las PASO y todos los adelantamientos de elecciones”.

“Tenemos la necesidad de recuperar el tiempo perdido porque hubo un año de pandemia en que nos tuvimos que centrar en cuidar la vida de la gente”, agregó.

Quintela ya había afirmado que las elecciones legislativas en La Rioja serán en octubre junto a las nacionales. Hasta deslizó una reforma constitucional y el compromiso de eliminar las colectoras, que tanta alegría le han dado al peronismo gobernante desde 1983.

En Chilecito, el presidente escuchó la idea pero les pidió que sumen más consenso todavía para avanzar con la medida. Quienes se manifestaron en contra de la propuesta fueron el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, y la conducción partidaria y la del bloque de diputados de Juntos por el Cambio. Se entiende que a ellos es a quienes deberán convencer.

Incluso, dentro del Frente de Todos, hay sectores del kirchnerismo que no miran la iniciativa con buenos ojos. El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, deslizó que no tenía sentido suspender las PASO si después los gobernadores desdoblan las elecciones provinciales, como decidió el martes el salteño Gustavo Sáenz, uno de los presentes en La Rioja. Justificó su decisión en que en Salta se utiliza el voto electrónico, que de todas maneras obliga a dos convocatorias separadas.

La Rioja tiene la particularidad además que enero es de receso estatal, febrero de chaya y marzo de clases (con los conflictos laborales del caso) y luego arranca el año del Gobierno con la administración pública volviendo a pleno. Hoy la pandemia puso en duda todo, hasta el regreso de la nueva normalidad en la Casa de Gobierno.