Fernández viajará a Chile el martes para visitar a Piñera acompañado por gobernadores; figura Quintela

Alberto Fernández viajará a Chile el martes 26 en el marco de su primera visita de Estado desde el inicio de la pandemia de coronavirus. El Presidente desarrollará una amplia agenda que lo mantendrá en Santiago de Chile hasta el miércoles. El viaje estaba previsto para la semana anterior pero tuvo que ser postergado debido al aislamiento preventivo de su par Sebastián Piñera tras haber sido contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus.

Durante su primer día en Chile, Fernández mantendrá “visitas protocolares”: se reunirá con Piñera, visitará la Casa de la Moneda y asistirá a la Cámara de Diputados de Chile, entre otras actividades.

Además, el Presidente acudirá a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), visitará una universidad, y mantendrá reuniones con empresarios chilenos.

La comitiva presidencial estará integrada “por algunos gobernadores de la Argentina y los ministros Ginés González García (Salud), Agustín Rossi (Defensa) y Felipe Solá (Relaciones Exteriores). Allí figura en el plan de vuelo previo el mandatario riojano Ricardo Quintela.

El Presidente realizará su visita de Estado a Chile luego de haber tenido que suspender la que tenía prevista para el pasado 18 de enero por el aislamiento de Piñera. El encuentro entre ambos mandatarios se reprogramó una vez finalizada la cuarentena preventiva de Piñera y su esposa, Cecilia Morel, quienes tuvieron contacto con una persona que trabaja en la casa de ambos y que contrajo el Covid-19.

La relación entre los gobiernos de Fernández y Piñera había atravesado algunas tensiones diplomáticas al inicio de la gestión del dirigente del Frente de Todos, luego de que en una conferencia de prensa del mandatario argentino sobre la gestión de la pandemia se difundieran datos comparativos con Chile que fueron desmentidos por la gestión trasandina, que señalaron que las cifras exhibidas eran erróneas.

Tras estos roces, la relación comenzó a encarrilarse, lo cual se demostró en anuncios conjuntos como la eliminación del roaming para las comunicaciones telefónicas entre ambas naciones en agosto pasado y un acuerdo automotor bilateral en diciembre.

Según explicó la Cancillería argentina en un comunicado, se modificó el régimen de origen aplicable al comercio bilateral del sector automotor, cuya entrada en vigor se prevé para marzo próximo.

El régimen vigente establece en un 60 % el porcentaje de componentes de fabricación argentina que un auto debe tener para ser eximido del pago de aranceles externos a la hora de ser exportado a Chile. Tras nuevas negociaciones, ese índice bajará al 50 %, lo que le permitirá incrementar las ventas de vehículos a Chile en unas 10.000 unidades al año.