Buscan que Beder Herrera sea candidato para contener a los no Q; el problema es un gobierno paralelo en Diputados

El peronismo siempre se caracterizó por el armado de dos listas o más para contener a los descontentos de turno. Hoy pasa lo mismo en la época de la Gobernación de Ricardo Quintela, ya que está una porción de votos de las últimas elecciones afuera de la Casa de las Tejas.

Quintela habla con Luis Beder Herrera, quien comenzó a salir a la calle, con el fin de tomar pulso de la sociedad. Ya se lo vio desayunar en el centro y hablar con gente que lo tiene como referente.

El ex gobernador logró en la última elección unos 50 mil votos que no le alcanzaron para regresar a la Casa de Gobierno. Se sacrificó para que el justicialismo no pierda el poder, como ya lo había hecho el mismo Quintela con Fernando Rejal y hasta Carlos Menem cuando enfrentó a Ángel Maza como senador en la presidencia de Néstor Kirchner.

A Beder Herrera no le cae en gracia que Armando Molina cogobierne por una decisión política de Quintela, quien lo defiende a capa y espada. El secretario general de la Gobernación lo ve al actual gobernador, a su amigo, como candidato a presidente, tras la llegada de mandatario del Norte Argentino a Chilecito.

Si Beder Herrera sale como candidato a diputado provincial tiene amplias chances de ingresar en las elecciones legislativas, que hasta el momento se harán en octubre, aunque la necesidad del peronismo local puede adelantarlas. Ya ha pasado y porqué no puede volver a pasar, más allá que el quintelismo dice eliminar las colectoras.

El gobernador alguna vez dijo que Beder Herrera puede hacer política con «un palillo» y si ingresa a la Legislatura no será un actor secundario por sus antecedentes de ambición de poder. Puede terminar en la línea de sucesión como vicepresidente primero o presidente del bloque de Diputados. Y los errores propios de la gestión quintelista lo pueden posicionar, ya que es uno de los únicos dirigentes que conoce todos los secretos del Estado y de la dirigencia.

Hace un año Beder Herrera salió como candidato a gobernador aliado a Alberto Paredes Urquiza y Néstor Bosetti que además tenían la aspiración de mantener y llegar respectivamente a la Intendencia capitalina. En diciembre pasado Paredes Urquiza y Bosetti se mostraron juntos y le faltó en la foto la presencia del diputado nacional Felipe Álvarez.

Dentro de la Legislatura ven la jugada que se podría armar con el ex gobernador. Antonio Godoy, presidente de la bancada, lo siente, a pesar que fue un ausente de Chilecito y Teresita Madera se le complicaría seguir. Lo cierto que en el desconcierto político del oficialismo todo puede pasar.

No hay que olvidarse que Beder Herrera es el autor intelectual de la UEL (Unidad Ejecutora Legislativa), una especie de gobierno paralelo en la administración de Maza.