Pedrali dijo la construcción de la ampliación del Parque Eólico Arauco “está complicada”

La empresa energética argentina Parque Eólico Arauco (PEA) busca alternativas para poder construir las etapas 3 a 6 (195MW) del complejo eólico Arauco II, en la provincia de La Rioja.

La compañía, controlada por el gobierno riojano (75%) y la estatal Ieasa (25%), precisa que la Secretaría de Energía federal difiera la fecha de inicio de las operaciones comerciales para negociar alternativas de financiamiento para el desarrollo de los proyectos.

Las autoridades provinciales plantearon al presidente Alberto Fernández la necesidad de una ayuda oficial para poder avanzar con las etapas pendientes durante la inauguración de las fases 1 y 2 (100MW) de Arauco II en marzo del año pasado.

Luego, el ministro de Agua y Energía riojano, Adolfo Scaglioni, se reunió con el secretario federal de Energía, Darío Martínez, para plantearle la continuidad del proyecto y la idea que tiene para reanudar las obras. 

“Le pedimos contemplaciones para estirar los plazos de cumplimento de los contratos si logramos el financiamiento. Aún no hemos tenido ninguna respuesta oficial”, dijo a BNamericas el subsecretario de Energía provincial, Alfredo Pedrali.

El proyecto se encuentra paralizado desde fines de 2019 cuando la crisis financiera argentina imposibilitó que la compañía consiguiera el fondeo necesario para respaldar los cerca de US$220 millones que precisa para su construcción. 

Aún no comienzan a construirse al menos 13 proyectos eólicos, entre los que se encuentran los de PEA en La Rioja, y 34 solares que fueron adjudicados con PPA en las licitaciones de energías renovables RenovAr y en las rondas de asignación de prioridad de despacho realizadas por el administrador estatal del mercado eléctrico mayorista, Cammesa.

Pese a que han pasado más de tres años desde el último concurso, en 2017, el gobierno aún no ha tomado ninguna decisión sobre qué hará con estos parques de energías renovables: si los dará de baja o les concederá una prórroga para que puedan seguir adelante con su desarrollo.

Las posibilidades de obtener financiamiento para su desarrollo también están sufriendo las consecuencias de las restricciones cambiarias que rigen en el país desde 2019, cuando la administración de Mauricio Macri limitó el libre acceso a la compra de dólares y prohibió el giro de divisas al exterior.

El gobierno de Fernández continúo y acentuó estas medidas. A esto se suma la falta de un acuerdo con el FMI, que también está paralizando el arribo de fondos al país para todo tipo de proyectos, incluidos los de bancos multilaterales de crédito y de países como Alemania y China.

De cara al futuro

El Ministerio de Agua y Energía riojano ha decidido dividir en dos los proyectos para poder encarar su desarrollo, ya que le resulta imposible poder realizarlos todos al mismo tiempo por la falta de fondos. 

Así, planea encarar primero las etapas 3 y 4 (95MW) de Arauco II porque ya cuenta con un 60% de avance y con las 37 turbinas G-114 (de 2,60MW cada una) fabricadas por Siemens Gamesa. Estos equipos están listos para ser embarcados hacia Argentina, junto con las torres en las que serán montados, indicó Pedrali.

En tanto, PEA concluyó los trabajos en las plataformas, caminos, conexiones eléctricas y transformadores. “Nos falta el financiamiento para poder hacerlo”, indicó. 

Entre las opciones que baraja está pedirle a su accionista Ieasa que haga un aporte de capital ya que, hasta el momento, los cerca de US$160mn que requirieron las etapas 1 y 2 fueron aportados por el gobierno riojano.

“Ellos no han acompañado el esfuerzo que hicimos nosotros. Es necesario que pongan una parte del financiamiento que corresponde para que siga teniendo un 25% de participación en la empresa”, señaló Pedrali. 

En el pasado, la compañía provincial de energía había estudiado diversas alternativas para poder desarrollar los parques eólicos.

La última de ellas, a fines de 2019, incluía un préstamo puente de US$60mn a mediano plazo con un fondo de inversión internacional, mientras terminaba las negociaciones con BNP Paribas por un crédito de US$60mn con garantía de Compañía Española de Seguros de Crédito de la Exportación y otro de US$15mn a 15 años de BID Invest para respaldar las obras.

La estrategia de fondeo consistía también en la venta de un 25-49% de las etapas 1 a 4 de Arauco II a la alemana Siemens Financial Services, por un total de US$44mn, de los cuales US$20mn iba a destinar al proyecto y resto, a recuperar el capital desembolsado en las primeras dos etapas.

PEA se adjudicó un PPA a 20 años por US$66,67/MWh para construir las fases 3 y 4 de Arauco II en la licitación RenovAr 1.5 en 2016.

Una vez concluidas estas etapas, la compañía provincial planea salir en busca de los cerca de US$120mn que necesita para financiar las etapas 5 y 6.

“La construcción de este parque está complicada”, indicó Pedrali. “Estamos analizando las distintas opciones que nos ofrecen los proveedores. Tenemos que repensar la situación del financiamiento”.

PEA aún tiene que seleccionar al proveedor de los aerogeneradores para las últimas dos etapas, algo que aún no ha realizado, ya que su contratación está supeditada a las alternativas de fondeo que pueda ofrecerle el fabricante de turbinas.

La compañía obtuvo un PPA a 20 años por US$46,67/MW para construir las etapas 5 y 6 en la licitación RenovAr 2 en 2017.

Fuente: BNamericas