El sistema “dedo” para las diputaciones nacionales no funciona: Los Llanos tiene su candidato para ir al Congreso

El Gobierno nacional empieza a dar como prácticamente caída la idea de una suspensión total de las PASO y comienzan a considerar otras opciones.

En ese sentido, según la agencia Télam, se evalúa retrasar todo el cronograma manteniendo la distancia entre Primarias y las Generales o, tal vez, acortar la distancia entre ambos comicios.

Mientras tanto, desde el Ministerio del Interior se continúa trabajando de acuerdo a los plazos establecidos por la actual ley y que contempla, por ejemplo, la convocatoria a licitaciones para los escrutinios en los próximos días.

Por lo menos eso trascendió del encuentro mantenido por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, con un grupo de gobernadores integrantes del Norte Grande, al que no asistió Ricardo Quintela.

En ese marco, La Rioja habrá elecciones a diputados nacionales, por lo que la Casa Rosada adelanta también que habrá internas partidarias, conocidas como PASO.

En la provincia se deben renovar las bancas de Danilo Flores (PJ) y Julio Sahad (PRO).

En el caso del oficialismo provincial, llamesé quintelismo, Flores no está en el corazón del gobernador y por eso, su sector impulsa a la ministra de Desarrollo, Gabriela Pedrali, para que sea candidata a legisladora nacional.

Pedrali leyó en los medios porteños -como el gobernador- que el presidente Alberto Fernández pretende que Zulemita Menem, la hija del ex presidente, sea quien encabece su proyecto en La Rioja.

Más allá de eso, los ocho departamentos de los Llanos riojanos buscan no perder protagonismo político (Flores es de Ulapes), tras que Quintela llegó a la Gobernación por los votos del interior.

Capital no es un bastión peronista como la ciudad de Chilecito.

Ante ello, los llanistas dejan correr la versión que tienen su candidato para ponerlo como oferta electoral en las elecciones PASO y si sale airoso, ir a los comicios de octubre.

Hay que recordar que la alianza Frente de Todos, la herramienta electoral que llevó a Quintela a la Casa de Gobierno la preside el intendente del departamento General Belgrano, Carlos Romero, que hace un par de años atrás fue diputado nacional.

De esa forma, una región de la provincia tiene la idea de discutir con el peso electoral respectivo las candidaturas a diputados nacionales para dejar de lado el sistema del “dedo”, una vieja práctica del peronismo gobernante.