La minería será el eje productivo industrial en Catamarca, según anunció la Nación

La mirada de Nación está puesta en generar valor agregado a la producción local con el horizonte en la minería. Para ello, además de fortalecer el parque industrial de El Pantanillo, se proyectan dos en el oeste provincial, uno en Andalgalá y otro en Tinogasta, los que conllevarían una inversión de $60 millones cada uno.

La planificación en mente es que la industria catamarqueña crezca en torno a esa zona minera, principalmente en el primero de los departamentos, donde se encuentra el proyecto Agua Rica. Claro está, sin descuidar la producción de litio (sobre el cual se busca generar valor agregado mediante la fabricación de baterías para automóviles eléctricos) y los demás sectores en actividad en la provincia (textil, calzado y línea blanca).

Esos fueron los conceptos que comentó en una entrevista con El Esquiú.com el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa de la Nación, Ariel Schale.

En el dialogo con el medio de Catamarca, el funcionario nacional destacó que su paso por Catamarca fue para mostrar el acompañamiento en la “enorme política productiva industrial” de Nación de forma conjunta con la Provincia y a la vez, observar “el impacto positivo en territorio” de las mismas.

Schale rescató su visita al parque industrial El Pantanillo para señalar que fue uno de los primeros en recibir aportes financieros no reembolsables para obras de infraestructura, un programa que estuvo “vaciado, sin presupuesto en el 2018, 2019 y que para adelante tiene asignado más de 2500 millones de pesos”.

Sobre esta línea observó que las industrias radicadas en Catamarca “estaban muy mal durante el gobierno anterior y pertenecían a sectores con fuertes signos de interrogación sobre su viabilidad económica, situación que ahora notamos repletas de actividad, generando empleo, con los industriales decidiendo inversiones de ampliación y de producción en el sector textil y línea blanca”.

El funcionario explicó que parte de la agenda del desarrollo productivo “tiene que ver con consagrar plataformas económicas que tengan un esquema de consumo masivo y dominio de mercados de cercanía”. Además, esa estructura “tiene que ver con articular los recursos naturales en cada una de las provincias agregando valor local” y paralelamente apuntar a la salida del mercado al Pacífico puesto que “todos sabemos lo que representa para la región del norte el Paso San Francisco”. 

El secretario no dudó en afirmar que Argentina tiene todas las condiciones para “ser un jugador regional fundamental en el esquema de electromovilidad”. “Queremos darle sustentabilidad a la macroeconomía y para resolver la restricción externa de dólares se debe exportar, sustituyendo las importaciones”, indicó.

Es que, de no iniciar en la actualidad un esquema “de  fabricación de autos eléctricos a futuro vamos a necesitar dólares para comprarlos”. Por ello insistió en la necesidad de “iniciar con el desarrollo de la cadena de valor de electromovilidad” donde Catamarca “tiene el recurso central que es el litio”.

El modelo productivo que planteó el funcionario para el caso de dicho mineral es el siguiente: procesar químicamente el litio, a eso ponerlo dentro de baterías “y esa batería tiene que estar en un esquema de terminales de fabricación de electromovilidad”. “Eso es desarrollo regional, que ese proceso ocurra en las cercanías donde tenemos los recursos”, definió. 

Además, comentó que desde Nación se continúa desarrollando el fortalecimiento de dos parques industriales en la provincia. “El segundo es Tinogasta y un tercero, bien manifiesto, en Andalgalá”, aclaró, para acotar que con ello se quiere “ir preparando el ordenamiento territorial, este encendido de la cadena de valor del litio“. Según afirmó, ese fortalecimiento también “está vinculado a la posible explotación de Agua Rica”.