Barrios de Pie: En La Rioja, una familia necesita casi 58 mil pesos para no ser pobre

El coordinador de Barrios de Pie y Libres del Sur, Lucas De La Fuente hizo un relevamiento en comercios riojanos y registraron datos preocupantes. Instó a las autoridades a tomar decisiones firmes para revertir la situación.

De acuerdo al informe, una familia tipo de 2 adultos y 2 niños necesitan $57.500 pesos para no ser pobres. Para no ser indigentes, deben tener un ingreso hasta 24 mil pesos. En ese sentido, Lucas señaló que “teniendo en cuenta estos números, la mayoría de la gente en La Rioja es indigente, porque el promedio de los empleados públicos está en ese valor”.

En ese orden, Lucas se refirió a la variación de precios anual y dijo que “en gobiernos anteriores notamos que el salario mínimo vital y móvil siempre estaba por encima de la línea de indigencia, y ya el año pasado no ocurría eso. En un informe observamos, siguiendo lo que establece la ley de contrato de trabajo, el salario mínimo tiene que alcanzar tanto para la alimentación como para tener una vivienda digna, educación, transporte, esparcimiento, vacaciones y eso no sucede”. Cuando se cobra un salario de indigencia, afirmó Lucas “la plata solamente alcanza para comer, es decir que estamos muy lejos de lo ideal”.

Los alimentos que más se consumen actualmente, incluso en verano, son arroz, polenta, y todo lo que es producido con harina: pan casero, tortilla, fideos, etc. Estos alimentos “llenan la panza pero no son suficientes para alcanzar una buena alimentación sobre todo en los niños y adultos mayores” señaló Lucas.

Con respecto al relevamiento que realizó la organización Barrios de Pie, De La Fuente explicó que se trató de “una encuesta de 152 negocios en la capital de La Rioja para después tomar una muestra de 57 productos que son los que establece el INDEC dentro de la canasta básica alimentaria. En función de eso fuimos censando los distintos locales y sacamos un promedio donde la canasta básica alimentaria en enero de 2021 fue de 24 mil pesos, entonces ya hay un desfasaje de casi un 10% con diciembre del 2020. Si lo comparamos con enero del 2020, tenemos un 50,35% de variación en los precios” afirmó.

“Lamentablemente tenemos que decir que la situación económica no se ve muy positiva” continuó Lucas. Al respecto, añadió que “la variación de un salario mínimo vital y móvil fue del 22% frente a un 50% de la canasta básica alimentaria, por lo que estamos 28 puntos abajo. Por eso se viene pidiendo que se encare más el proyecto nacional que tanto dice el presidente en cuanto a reforzar el salario mínimo vital y móvil y el sueldo de los jubilados porque el poder adquisitivo quedó muy atrás”.

Debido a la nueva cepa de coronavirus y el retraso en la vacunación, De La Fuente consideró que volverá el aislamiento obligatorio y la inflación será más alta de lo que promete el gobierno. Sin embargo, opinó que al ser un año electoral, los políticos “buscarán hacer algo o tapar con alguna cosa los problemas de la Argentina, solamente esperamos que sea algo positivo”.

En relación a diferencias en los números que aporta el INDEC y los que se observan en La Rioja, Lucas indicó que “el problema es que el INDEC no toma los precios de La Rioja, sino que toman como referencia los precios de Tucumán o Santiago del Estero, que ellos consideran como eje de nuestra zona”.

Finalmente, De La Fuente se refirió al trabajo que realiza Barrios de Pie y explicó que “aportamos desde nuestra organización un trabajo social, atendemos merenderos, comedores, últimamente hemos salido a limpiar los espacios verdes descuidados con el tema de la pandemia”. También, Lucas contó que “trabajamos en un jardín de infantes del Francisco I, si hay escuelas con pocos ordenanzas nos ponemos a disposición, llevamos alimentos que nos dan desde Nación para colaborar con la gente”.