ANSES otorgó 1.702 nuevas asignaciones universal por hijo en La Rioja

Cuatro meses después de los anuncios presidenciales y en vísperas de la campaña electoral, el Gobierno avanza a paso firme en su plan para incorporar un millón de niños, niñas y adolescentes de todo el país al beneficio mensual de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En octubre del año pasado Alberto Fernández adelantó, junto con la titular de la ANSeS Fernanda Raverta, que el gobierno invertiría $ 30.000 millones para «llevar tranquilidad» a quienes quedaron fuera del sistema y propuso sumar a un millón de chicos que no estaban alcanzados por ese programa de cobertura social.

En los últimos meses se montó un amplio operativo de rastrillaje de datos de chicos y adolescentes sin datos montado desde las 480 filiales de la ANSeS, la AFIP, el Renaper y la coordinación con los gobernadores se lograron sumar a la AUH a 255.924 niños. Pero los allegados a Raverta aseguraron a El Cronista que para fin de este mes habrá 400.000 nuevas incorporaciones y que la meta antes de fin de año es completar el millón de nuevos beneficiarios prometidos.

En La Rioja se otorgaron 1.702 nuevas asignaciones universal por hijo, según El Cronista.

La ampliación de los beneficiarios de la AUH se enmarca en diversas acciones que se vienen desplegando desde el gobierno y está claro que en este año de comicios legislativos llegar a ampliar un millón de beneficiarios tendrá un fuerte impacto electoral.

Esta estrategia de ampliación de la AUH va en línea con la idea del gobierno de reforzar la política social y contener a los sectores populares. Hace una semana el Gobierno oficializó el incremento en un 50% de los montos mensuales de la Tarjeta Alimentar que llega a más de dos millones de hogares pobres.

Todo apunta a dar certeza a los sectores bajos en medio de la pandemia y ante un año electoral.

La inmensa mayoría de los chicos que estaban afuera del sistema de la AUH fueron detectados por los cruces de datos de sus padres monotributistas, por cuentas bancarias, la escolarización, o aquellos que estaban en el mercado formal y se quedaron sin empleos en los últimos años.

De la totalidad de los chicos que hasta ahora se lograron localizar y ya fueron incorporados a la AUH la mayoría proviene de la Ciudad de Buenos Aires (18.909), la provincia de Buenos Aires (105.802), Córdoba (26.209), Mendoza (11.508), Santa Fe (17.967) y Entre Ríos (6.896).

El operativo montado para encontrar el millón de chicos sin cobertura no parece nada sencillo porque muchos no tienen siquiera registro de escolaridad o DNI. En esto trabaja el Ministerio del Interior a cargo de Eduardo «Wado» de Pedro en coordinación con los gobernadores. Es que el Registro Nacional de las Personas (Renaper) es el que se encarga de la búsqueda de datos filiatorios.

La AUH -creada en el 2009, durante la presidencia de la actual vicepresidenta Cristina Kirchner- es una asignación mensual por los hijos menores de 18 años que cobra uno solo de los padres, priorizando a la madre, y que actualmente tiene 4,2 millones de beneficiarios.

Inicialmente este plan era otorgado a las familias que tuvieran hasta cinco hijos, pero ahora fue ampliada esa protección social y se eliminó ese tope en la cantidad de niños y adolescentes a cargo. Se estima que el 51% de los padres que reciben la AUH tiene un solo hijo.

La Anses pudo elaborar un registro que ya permitió identificar a 723.987 y calculan que hay un millón toralmente afuera del sistema. Pero hasta ahora sólo se registró a 255.000 chicos. «Estamos yendo a cada provincia a buscar a los niños que están afuera del sistema», dijeron en la Anses.

«Volver a sumar a estas familias y sus chicos es garantizar que tengan acceso a un derecho que es muy importante porque es de carácter alimentario», expresó Raverta recientemente.

Los NN del sistema

En paralelo a esto, la Secretaría de Política Social que conduce Victoria Tolosa Paz también desplegó a un plan de búsqueda de más 300.000 chicos que tienen DNI pero que la ANSeS no tiene datos filiatorios de sus padres. Es decir, que sin esos datos tampoco pueden acceder a la AUH.

«Estamos trabajando en la búsqueda activa de sus padres con el Renaper y la ANSeS. Este es el agujero negro de la pobreza que hay en la Argentina y que nunca fue saldado», dijo Tolosa Paz.

Este programa forma parte del plan de otorgamiento de «DNI precario» para que la justicia pueda llevar adelante y cerrar los casos que hay en la Argentina de certificación de pre-identidad.

Desde la Secretaría de Política Social le empezaron a dar celeridad a este tema en abril pasado cuando el presidente Alberto Fernández y varios funcionarios detectaron el tuit de Julián López, que denunciaba que su esposa carecía de DNI y por ello sus hijos no podían tener un plan de la AUH.

En algunos casos estas personas que figuran como NN para el Estado ya que no tienen identidad y carecen de datos tramitan desde hace varios años en la justicia su DNI. Pero resulta ser un trámite muy engorroso ya que no encuentran testigos de nacimiento o datos concretos de sus padres. El DNI precario que se les va a otorgar aceleraría estos trámites judiciales.

La inmensa mayoría de estos casos forman parte del 45% de pobres e indigentes que hay en la Argentina aunque en estos casos carecen de cobertura social. Se trata del núcleo duro de la pobreza y es allí donde el Gobierno asegura que hay que ir a buscar.

El año pasado Tolosa Paz presentó desde la Secretaría de Política Social un mapa de baja talla de más de 75.000 chicos con problemas de nutrición en la Argentina. A partir de allí se empezaron a detectar los padres de estos niños que carecen de DNI y sus datos son una nebulosa para el Estado.