Según el titular de IDESA, si no se reduce el déficit fiscal, Argentina continuará en crisis e inflación de precios

El titular del Instituto para el Desarrollo Social Argentino, Jorge Colina, explicó que si no se busca más equidad, evitar las duplicaciones y que la gente no se jubile con montos exorbitantes, el sistema previsional va a colapsar.

Colina comentó que en Argentina «la gente piensa que las jubilaciones se pagan con los aportes salariales que hicieron mientras estaban activos pero la verdad es que hace mucho que esto no es así, porque la mitad del gasto previsional del pago de jubilaciones y pensiones se financia con los impuestos a los salarios, el resto se paga con el IVA, el impuesto a los combustibles, al cheque que va para el sistema previsional para pagar las jubilaciones». Ahora, según Colina, «ni siquiera eso alcanza, apenas llega a cubrir el 80% de las jubilaciones, es decir que el tesoro está poniendo el 20% restante. Esa situación hace que aumente el déficit fiscal y cuando éste aumenta también lo hace la emisión de moneda y con esto, la inflación».

Por eso, el economista alerta que «todo el mundo quiere jubilarse, gente que quiere tener dos jubilaciones o de privilegio, pero hay que parar la mano porque el pago de las jubilaciones es el principal motor del déficit fiscal en el país y por ende de la inflación».

Al respecto agregó que en el sistema previsional «hay un desorden muy grande, gasta muy por encima de lo que el Estado argentino puede pagar, mucha gente que no le alcanza pero también mucha gente en situaciones más acomodadas, como ex presidentes, ex jueces que se jubilan cobrando 250 mil pesos, los regímenes especiales que se jubilan antes y con jubilaciones altas» explicó.

En cuanto a las cajas previsionales de provincias grandes como Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, que tienen sus cajas previsionales propias con reglas mucho más beneficiosas que el régimen general, pero es una fuente de desorden, porque si todos hubiesen hecho de cerrar sus cajas previsionales y enviarlas a Nación, ya tendríamos un problema menos» indicó.

En relación a la inflación, Colina explicó que la inflación de enero ya superó el 4% mensual, lo que significa que en el 2021 va a seguir subiendo «porque la cantidad de plata que tiene la gente en el bolsillo es 80% superior a lo que era cuando comenzó el 2020 por la emisión monetaria que hizo el Estado por el déficit fiscal». Si bien hay mucha gente que sigue pobre y no tiene más plata «hay mucha gente que sí tiene más plata y muchos más billetes». La inflación este mes «fue del 35%, lo que significa que en términos reales, en capacidad de compra la gente tiene 35% más billetes que lo que había a principios del 2020 y la economía se cayó, hay menos bienes, lo que implica un alza de precios».

Colina explicó que «la gente va a salir de la pobreza cuando el salario que cobre trabajando le alcance para comprar lo que el INDEC le llama la canasta básica de bienes y servicios que una familia tiene que consumir para no ser considerada pobre. Para una familia tipo esa canasta está 54 mil pesos, pero cuando uno mira al empleado formal el salario medio es de 54 mil pesos, es decir que la mitad de la gente está ganando por debajo de la canasta básica. Para que se aumenten los salarios hay que inducir a las empresas a que inviertan en el país, esto hace que la gente sea mucho más productiva y así aumenta su salario» indicó.