El director del hospital Luis Pasteur de Chepes reconoció haber vacunado a personas que no estaban incluidas en el plan del gobierno

Roberto Yaryura reconoció públicamente a una radio local, que en Chepes se han vacunado personas que no pertenecen al personal de salud ni de seguridad y que serían “voluntarios”.

En médico explicó que en la primera tanda de dosis que trajeron a la provincia, recibieron 150 dosis, de las cuales habrían sobrado 8 porque “había gente que no se quería vacunar”. Debido a que en aquel momento no estaba permitido aún vacunar a mayores de 60 años, vacunaron a todo el personal de salud y aún así sobraron 8 dosis, “se trajo personal de salud de Ulapes, Portezuelo, Malanzán y Tello” comentó y negó haber vacunado a gente de la política.

Al sobrar las dosis, Yaryura manifestó que se comunicaron con personal de seguridad, entre ellos el comisario Paredes “para que manden gente para no perder las dosis, pero comunicaron que no se iban a vacunar, llamamos a la Comisaría de la Mujer y tampoco se querían vacunar, los gendarmes que también comprenden personal de seguridad, había 8 personas dispuestas y al final no se pudo porque tenían que pedir autorización a sus superiores” explicó el director del nosocomio.

Por ese motivo, según el médico, “se decidió buscar personas con enfermedades crónicas, docentes, trabajadores, nadie de la política, gente común y mandamos el informe a la ciudad de La Rioja, serían 8 voluntarios y antes de perder las vacunas preferimos aplicarlas a estas personas”.