Según una encuesta, más de la mitad de los argentinos desaprueba la gestión de Alberto Fernández

Una encuesta elaborada por la Universidad de San Andrés, indicó que la imagen que el 69% de los argentinos desaprobó la gestión del presidente Alberto Fernández, siendo el nivel más bajo de aceptación desde que asumió en diciembre de 2019. Incluso se profundizó la tendencia negativa luego del pico de aprobación del 67%, en abril de 2020, cuando el Presidente tomó las primeras medidas preventivas con respecto a la pandemia de coronavirus.

El estudio de Satisfacción Política y Opinión Pública se llevó a cabo entre el 3 y el 15 de marzo. Fueron más de 1000 encuestados de todo el país, todos mayores de 18 años de años.

Una de las preguntas fue: “En general, ¿aprobás o desaprobás al gobierno de Alberto Fernández?”. Como resultado obtuvo un 69% de desaprobación (52% desaprueba mucho y 17% desaprueba algo), un 28% de aprobación (21% aprueba algo y 7% aprueba mucho) y un 3% sin una postura tomada.

Ese número ratificó la baja que sufre el Gobierno desde el 67% de aprobación en abril de 2020 al actual 28% en marzo de este año. La confianza mermó 39 puntos porcentuales en un año. De la misma manera, el 80% de los consultados dijo estar algo o muy insatisfecho “con la marcha general de las cosas”, mientras que sólo el 16 % se encuentra satisfecho. En ese sentido, la opinión sobre la marcha general del Gobierno cayó del 57% registrado en abril de 2020 a este 16% actual.

Entre las máximas preocupaciones, el 43% de los argentinos remarcó la inseguridad, el 42% la corrupción y el 40% la inflación. A más de un año de la confirmación del primer caso de coronavirus en la Argentina, la pandemia fue nombrada solo por el 8%.

Sobre los aspectos más destacables de la gestión, el 32% destacó la ciencia y el 28% la salud, pero la insatisfacción superó el 50% en todos los casos.

En cuanto a una visión general sobre el país, el 72% opinó que empeoró en comparación a un año atrás, el 17% votó que “está igual” y apenas el 8% que mejoró (3% NS/NC). Sobre la situación personal, el 55% votó que empeoró, el 29% que está igual y el 11% que mejoró. Es decir que, dentro de un contexto negativo, la percepción individual resultó algo más alentadora que la colectiva.

Finalmente, la mayor parte de los argentinos también se mostró disconforme con la labor de los distintos poderes de la República: apenas el 15% aprobó al Senado y a la Cámara de Diputados, el 18% al Poder Ejecutivo y el 11% a la Corte Suprema. En conclusión, la satisfacción respecto de todos los poderes también continúa en baja.