Las provincias con fuerte salto de las transferencias automáticas en marzo

Durante el mes de marzo 2021 las transferencias automáticas volvieron a mostrar resultados positivos, y registraron así un nuevo crecimiento: el aumento a pesos corrientes llegó al 73,5% interanual, mientras que medido en moneda constante el alza fue del 22,9%. Dichos incrementos son mayores a los que se registraron en el mes de enero y febrero y, de hecho, medido en términos reales, fue el mayor desde principios de 2018.


Observado por drivers, los envíos por coparticipación alcanzaron los $217.428,3 millones distribuidos a las jurisdicciones, mostrando una expansión en términos reales del 23,1%. En este escenario, el impuesto a las Ganancias empujó las transferencias con un incremento real anual del 29,2% (+62.234,4 millones), al tiempo que el IVA tuvo una importante expansión en moneda constante del 22,7% (+88.548,5 millones que en marzo 2020). También se destacaron los aportes de los impuestos internos (+81,5% real) y de otros tributos coparticipables (+38,3% real).

Por su parte, entre los drivers que componen las leyes y regímenes especiales, volvió a ser importante el aporte del Impuesto a los Bienes Personales, que creció en +$2.953,9 millones año contra marzo 2020 (+213,3% real), explicado a partir de las reformas en sus alícuotas durante el 2020. El impuesto a los Combustibles Líquidos tuvo por su parte un incremento real del 27,3%, mientras que el relacionado al Monotributo mostró un descenso en moneda constante del 19,8%.


Por ende, en pesos corrientes, las transferencias automáticas totalizaron en febrero $239.392,5 millones, con un incremento real de 22,9% y nominal del 73,5%.

Analizando los resultados por jurisdicción, las 23 provincias tuvieron expansiones nominales entre el 76% y 81%, pero la situación cambia al calcular su variación en moneda constante, a partir de la aplicación de los IPC para cada región y no el Nacional como referencia única: de ese modo, se observa que las provincias patagónicas tuvieron las mayores alzas reales a raíz de un menor aumento del IPC para dicha región; mientras que en las provincias del NEA y NOA se dieron las menores alzas reales por mayor impacto de IPC.

De este modo, Río Negro, Neuquén y Tierra del Fuego muestran las mayores alzas reales (28,9%, 28% y 27,9%, respectivamente).

En el otro extremo, Formosa, Misiones, Corrientes y Chaco (las cuatro del NEA) registraron los incrementos reales más bajos del país durante marzo, a partir de lo manifestado previamente respecto al impacto del IPC regional. Sin embargo, estuvieron por encima del 20% real (salvo Formosa con 19,6%), lo cual es importante para robustecer las cajas provinciales.


Mientras que todas las provincias, como se señaló previamente, mostraron incrementos reales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires continúa sufriendo fuertes caídas como consecuencia del recorte en su coeficiente de coparticipación que se inició en el último trimestre del 2020.

De esa forma, la caída real de la CABA fue del 47,8% en comparación con marzo de 2020, que está parcialmente compensada, en una baja porción, con aportes de monto fijos a realizar por el Gobierno nacional de manera no automática.

Por los cambios producidos en el esquema de reparto, hubo leves modificaciones en la participación porcentual de cada jurisdicción sobre el total distribuido. Naturalmente, el impacto más alto se ve en el CABA, que pasó de participar del 5,2% del total distribuido en marzo 2020, al solo el 2,2% en marzo 2021.

Por el contrario, la provincia de Buenos Aires incrementó su participación en el total: era del 22,5% en este mes de 2020, y pasó al 23% en febrero 2021. También incrementaron su participación Córdoba (del 8% al 8,3%) y Santa Fe (8,2% al 8,5%), entre otras.

Finalmente, el acumulado del primer trimestre del 2021 muestra que las transferencias automáticas alcanzaron los $705.668,9 millones, creciendo en términos nominales un 54,5%, y un 10,1% a nivel real. Si se excluye a la CABA, la expansión real crece al 13,7% para el conjunto de las provincias.