Los 10 gobernadores con más imagen negativa del país

Hay ocho hombres y las únicas dos mujeres. Del Norte, el Centro y el Sur del país. Peronistas más moderados y kirchneristas históricos. Uno que lleva más de 25 años en el cargo y otros/otra que debutaron en 2019. En base a una encuesta nacional, provincia por provincia, Clarín presenta el incómodo ranking con los 10 gobernadores con más imagen negativa del país. Y hay de todo.

El relevamiento que permite elaborar esta tabla es de CB Consultora Opinión Pública, una firma con origen en Córdoba que mide desde mayo del año pasado la imagen de los 24 mandatarios en sus distritos. Entre el 19 y el 22 de marzo encuestó entre 500 y 1.250 casos por provincia.

El sondeo también incluye la evaluación de dirigentes nacionales del oficialismo y la oposición. Clarín ya adelantó dos duelos particulares. Uno en el Frente de Todos (Axel Kicillof vs. Máximo Kirchner), otro en Juntos por el Cambio (Patricia Bullrich vs. Horacio Rodríguez Larreta vs. Mauricio Macri).

Respecto a los gobernadores, 9 de los 10 del fondo son oficialistas puros o aliados. Tiene cierta lógica: los únicos mandatarios opositores del país son el porteño Larreta, el correntino Gustavo Valdés, el jujeño Gerardo Morales y el mendocino Rodolfo Suarez. El primero del PRO, los últimos tres radicales. A ellos les va relativamente bien.

Suarez es el de menor valoración negativa de todos: 29,9%. Valdés y Larreta lo siguen de cerca, con 30,5% y 31,3%. Morales orbita en la mitad de la tabla con 39,8%.

De los peronistas, los mejores son el sanjuanino Sergio Uñac (30,2% de rechazo) y el cordobés Juan Schiaretti (34,7%).

Horacio Rodriguez Larreta junto a los gobernadores Gustavo Valdés , Gerardo Morales y Rodolfo Suarez. Los cuatro opositores están entre los mandatarios con menor imagen negativa. Foto Federico López Claro.
Horacio Rodriguez Larreta junto a los gobernadores Gustavo Valdés , Gerardo Morales y Rodolfo Suarez. Los cuatro opositores están entre los mandatarios con menor imagen negativa. Foto Federico López Claro.

Del otro lado de la tabla, el peor de los peores es un massista: el chubutense Mariano Arcioni, con 62,8% en contra en su provincia. También tiene lógica: desde que ganó la reelección, a mediados de 2019, no pudo cumplir con sus promesas y su distrito entró en una crisis profunda. La pandemia y la recesión general hicieron el resto.

Un poco más llamativo es el nivel de rechazo del peronista tucumano Juan Manzur, hasta ahora menos habitué del fondo de la tabla. Sumó 54,8% de negativa y quedó apenas un escalón mejor que Arcioni.

Después se da una particularidad: hay un empate de rechazo (52%) entre las únicas dos gobernadoras del país. La cristinista Alicia Kirchner (PJ Santa Cruz) y la “independiente” Arabela Carreras (de un frente provincial rionegrino).

El top ten negativo lo completan:

5° Gustavo Melella (radical K de Tierra del Fuego): 51,5% de rechazo.

6° Omar Perotti (PJ de Santa Fe): 51%.

7° Axel Kicillof (PJ de Buenos Aires): 49,2%.

8° Gildo Insfrán (PJ de Formosa): 45,6%.

9° Ricardo Quintela (PJ de La Rioja): 43,8%.

10° Gustavo Sáenz (PJ de Salta): 41,7%.

A favor de los mandatarios -incluso estos 10-, suelen tener mejores números en sus provincias que los que muestran los dirigentes nacionales. Un buen ejemplo es Kicillof: pese a ser el séptimo gobernador con mayor rechazo, tiene diferencial positivo de imagen (+ 49,7% contra – 49,2%).

Pero además, en su distrito, el ex ministro de Economía supera a Cristina (43,1%), Massa (40,6%), Máximo Kirchner (41,6%), Macri (36,4%) y Patricia Bullrich (46,7%). Aunque queda por debajo del Presidente (55,3%) y Larreta (60,7%).

Otro caso particular es el de Insfrán. Muy cuestionado desde Buenos Aires por las prácticas autoritarias en su gestión, y con mala imagen nacional en las pocas encuestas que lo midieron a ese nivel, en la provincia que gobierna desde 1995 tiene balance a su favor (+ 53,8% y – 45,6%). Con un alerta: bajó más de 7 puntos respecto a febrero.