La Rioja presentó una mayor tasa de expansión por Ingresos Brutos en relación a enero

El 26,2% del total de las transferencias de la Nación a las provincias por fuera de la coparticipación fueron para Buenos Aires en el primer trimestre. En total, esos giros acumularon en ese período $100.085 millones, un 64% más en términos nominales que en el mismo lapso de 2020. Detrás del distrito gobernador por Axel Kicillof quedó la Ciudad de Buenos Aires (CABA) con una participación del 11,2% (allí se computa el monto fijo que se envía para la Policía); a todo el resto de las jurisdicciones le corresponde menos del 10%.

El tercer puesto es para Córdoba con 7,6%, seguida por Santa Fe (5,7%) y Chaco (4,4%). Las provincias que menos participación registran son: Tierra del Fuego (0,6%), Chubut (1%) y Jujuy (1,2%). En relación al primer trimestre del 2020, los giros discrecionales crecieron 10% interanual en enero; 229% en febrero y 30% en marzo. Este último mes es el único comparable directamente con el año pasado porque ya la pandemia existía. Los datos son de la consultora Politikon Chaco.

También el año pasado Buenos Aires fue la ganadora absoluta de las transferencias discrecionales: recibió 128,4% más que en 2019 y, además, se quedó con el 32,7% del total. En 2020 Córdoba fue segunda, con el 8,9% y, tercera, Caba, con el 8,3%.

En lo que hace a la recaudación propia de las provincias no termina de consolidar la mejora que empezó a delinearse hace unos meses. En febrero registró un leve retroceso en la suba ya que la tasa de expansión interanual se desaceleró en 5,2 puntos porcentuales respecto de enero. El promedio de mejora fue de 38,9%, presentando una contracción del 1,2% en moneda constante. Marzo, según coincidieron distintas fuentes ante LA NACION, fue “bueno”.

La recaudación total se ubicó en $55.300 millones, volumen que supera en $15.500 millones lo ingresado en febrero de 2020. Respecto de enero, la expansión fue del 6.1%, $3.200 millones más. Los datos son de la consultora Aerarium en base a los números del Ministerio Economía; la dinámica analiza la muestra de 18 jurisdicciones que presentaron su información. Por ejemplo, Buenos Aires no los abrió por tercer mes consecutivo y tampoco están los de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Entre ambas explican el 57% de los tributos de origen provincial.

Sin esos dos distritos, la más importante es la de Córdoba –la tercera en magnitud a nivel país, implica cerca del 30% de los recursos analizados en la muestra-. En febrero los ingresos propios aumentaron 37,7%, desacelerándose en 2,5 puntos porcentuales respecto a enero. Si para el cómputo se toma la recaudación total (incluyendo coparticipación), el crecimiento nominal interanual fue de 46%. Con la inflación descontada, el alza interanual fue seis por ciento. Respecto de febrero de 2018, antes del inicio de la recesión, los números siguen estando muy por debajo: 15%.

Durante marzo las transferencias automáticas volvieron a mostrar resultados positivos, y registraron así un nuevo crecimiento: el aumento a pesos corrientes llegó al 73,5% interanual, mientras que medido en moneda constante el alza fue del 22,9%; las subas son mayores a los que se registraron en el mes de enero y febrero y, de hecho, medido en términos reales, fue el mayor desde principios de 2018.

Las 23 provincias tuvieron expansiones nominales entre el 76% y 81%, pero la situación cambia al calcular su variación en moneda constante, a partir de la aplicación de los IPC para cada región y no el Nacional como referencia única: de ese modo, se observa que las provincias patagónicas tuvieron las mayores alzas reales a raíz de un menor aumento del IPC para esa región; mientras que en las provincias del NEA y NOA se dieron las menores alzas reales por mayor impacto de IPC.

Río Negro, Neuquén y Tierra del Fuego muestran las mayores alzas reales (28,9%, 28% y 27,9%, respectivamente). En el otro extremo, Formosa, Misiones, Corrientes y Chaco (las cuatro del NEA) registraron las subas reales más bajas del país durante marzo.Sin embargo, estuvieron por encima del 20% real (salvo Formosa con 19,6%), lo cual es importante para robustecer las cajas provinciales.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires continúa sufriendo fuertes caídas como consecuencia del recorte en su coeficiente de coparticipación que se inició en el último trimestre del año pasado: la caída real fue del 47,8% en comparación con marzo de 2020, que está parcialmente compensada, en una baja porción, con aportes de monto fijos a realizar por el Gobierno nacional de manera no automática.

Ingresos propios

Para el conjunto de las provincias la baja del crecimiento de los ingresos propios vino de la mano de Ingresos Brutos (IIBB), gravamen cuya mejora se contrajo en 8,1 puntos porcentuales respecto a enero (46,5% y 38,4%, respectivamente). Sólo cuatro jurisdicciones -Entre Ríos, Jujuy, La Rioja y San Juan- presentaron una mayor tasa de expansión en relación a enero.

Pese a esta dinámica, el impuesto explicó el 70% del crecimiento mensual, presentando una caída del 1.7% en moneda constante. En valores absolutos, fueron $39.300 millones en concepto de II.BB, unos $10.900 millones adicionales respecto al mismo mes de 2020, y $2.500 millones por debajo de lo ingresado ese mes de este año.

La baja de alícuotas de ingresos brutos que debían realizarse en los últimos dos años quedaron en la nada por la suspensión del Consenso Fiscal; son los casos de Construcción, actividades primarias e industria. En el caso de servicios financieros, directamente se habilitaron las subas.

Las cargas patrimoniales mantuvieron la desaceleración respecto a meses anteriores, cuando tuvo incidencia la prórroga de vencimientos impuesta en buena parte de las jurisdicciones como medida de alivio financiero frente al impacto de la pandemia. En el caso del Automotor, el crecimiento fue de 33,1%, mientras que el Inmobiliario lo hizo 35,3%; ambos corrieron por detrás de la inflación del período.

Diferente es el comportamiento de Sellos, cuya baja también se congeló por el pacto fiscal. En febrero su recaudación aumentó 59,1% interanual, convirtiéndose nuevamente el tributo de mayor expansión mensual, y el único que le pudo ganar a la inflación (+13.1% real). Para Aerarium más allá de las modificaciones normativas, la carga siente el impacto de la recuperación en las operaciones de compraventa del mercado inmobiliario y los consumos con tarjetas de crédito.

Del total de provincias, sólo cinco mejoraron su performance recaudatoria respecto a enero; las mejores fueron San Juan (25.1 puntos porcentuales más), La Rioja (19,4 puntos porcentuales) y Río Negro (17.6 puntos porcentuales, aunque su nivel de enero fue muy bajo). Misiones presentó la mayor desaceleración mensual (25,1 puntos porcentuales) pero cayó desde un nivel muy superior al resto. Para Alejandro Pegoraro, director de Politikon Chaco, en la recuperación de los ingresos propios son las patagónicas –con excepción de Tierra del Fuego- las que vienen más rezagadas.