El jefe de Ministros blanqueó que el interior no puede atender la gravedad del COVID-19

Tras un año de pandemia, el Gobierno de La Rioja blanqueó algo grave: el interior depende de la ocupación de camas de las unidades de terapia intensiva de la Capital para atender casos graves por COVID-19.

Desde marzo a la fecha no hubo una inversión seria en infraestructura en el marco de una política sanitaria que viene golpeada por décadas en la provincia.

El jefe de ministros, Juan Luna Corzo, reconoció que la situación sanitaria se agrava porque los casos crecen en el interior y no hay respuesta médicas en los hospitales departamentales. 

Juan Luna Corzo, jefe de Gabinete