Una familia de La Rioja necesitó casi $61 mil para no ser pobre y casi $26 mil para no ser indigente en marzo

El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana estableció que la canasta básica total para marzo fue de $60.908,41 para una familia tipo de La Rioja, mientras que la canasta básica alimentaria en marzo fue de $25.484,69. De esa forma, una familia riojana necesitó casi $61 mil para no ser pobre y casi $26 mil para no ser indigente.

Así quedó reflejado en el Índice Barrial de Precios que puntualizó que la variación mensual de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total de marzo con respecto a febrero 2021 fue de 5,34% y de 4,90%, respectivamente.

Está vinculado a una familia de cuatro miembros, compuesto por un hombre adulto, una mujer adulta y 2 niños, obtenida para los barrios de La Rioja.

El acumulado hasta marzo de 2021 de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total fue de 16,62% y 14,23%, respectivamente.

La variación interanual de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total fue de 43,51% y de 36,50%, respectivamente.

La variación interanual de gastos fue: en almacén de un 25,83%, en verdulería de un 53,28% y en carnicería de un 62,24%, respectivamente.

El valor de la canasta básica de alimentos permite determinar la línea de indigencia. Para calcular el nivel de indigencia, se analiza la cantidad de hogares (o individuos) cuyo ingreso no supera el valor de la canasta básica alimentaria.

El valor de la canasta básica total permite determinar la línea de pobreza. Para calcular el nivel de pobreza, se analiza la cantidad de hogares (o individuos) cuyo ingreso no supera el valor de la canasta básica total. Para obtener el valor de la línea de pobreza se adiciona a la canasta básica total el componente no alimentario, expresado por la inversa del coeficiente de Engel, publicado por INDEC. Para marzo de 2021 dicho coeficiente presenta una relación entre canastas de 2,39.