¿Cómo se comportaron los precios en el Norte Grande?

En marzo del 2021, la división que tuvo el incremento de precios más alto tanto en el NEA como en el NOA fue “Educación”. Pero debe mencionarse que esto se dio en todo el país, debido a que por factores estacionales (inicio de clases), históricamente en este mes es esa división la que más crece.

En el NEA, el aumento fue del 23,4% mensual al tiempo que en el NOA fue del 26,9%, según un análisis de la consultora Politikon Chaco.

Ambas regiones repiten en relación a qué división ocupa el segundo lugar de mayores aumentos: “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+5,6% en el NEA y +6,5% en el NOA), explicado sobre todo por una mayor demanda de parte de comercios gastronómicos en el primer caso, y la actualización de precios en el segundo.

El tercer lugar no se repite: mientras que en el NEA esa posición la ocupó la división de “Transporte” (+4,1%, a partir de incrementos en combustibles, por un lado, y de los valores de vehículos), en el NOA lo hizo la división de “Prendas de vestir y calzado” (+6,0%, vinculados también a factores de estacionalidad por cambio de temporada).

Por su parte, los “últimos de la tabla” también son iguales en ambas regiones: la división de “Comunicación” fue la que mostró el menor incremento de precios, pero con notable diferencia. En el NEA crecieron 1,6% y en el NOA apenas 0,6%.

En el Norte Grande el dato, quizás, más relevante tiene que ver con la división de “Alimentos y bebidas no alcohólicas”: en el NEA, el alza de precios en marzo fue de 3,2%; en el NOA fue del 3,5%. Si bien siguen mostrando un incremento importante (considerando la gran incidencia que tiene esta división sobre el sistema de precios de todo el Norte Grande), en ambos casos se ubicó por debajo del nivel general y no estuvo en el top cinco de mayores incrementos por primera vez en varios meses. Además, hecho, tanto en el NEA como en el NOA esta división mostró una desaceleración por cuarto mes consecutivo.

Si bien este “bajo incremento” es importante para quitar un poco de peso sobre los sectores más vulnerables, insistimos en que continúa siendo importante, lo cual obliga a profundizar políticas tendientes a desacelerar aún más la suba en alimentos, en particular al observar la división “hacia adentro” y determinar que alimentos tienen mayores subas que otras.

En esta misma línea, lo anteriormente dicho se respalda en el hecho de que la división de Alimentos continúa mostrando, en la comparación interanual, fuertes subas, ubicándose tercera en las dos regiones: comparando con marzo 2020, en el NEA registra un alza del 52,4%; en el NOA, es del 47,4%, y están por encima del nivel
general.

¿Qué pasa con los alimentos?

Leches y carnes se encarecieron más que el resto de los productos en el Norte Grande.

Volviendo a lo específico de la situación de los alimentos y bebidas no alcohólicas (recordamos que esta división es la que muestra la mayor incidencia en el IPC del NEA y del NOA), en el mes de marzo 2021 dos rubros lideraron la suba dentro de los alimentos: “Leche, productos lácteos y huevos” y “Carnes y derivados”.

En el caso del NEA, el rubro referido a la leche tuvo un crecimiento de los precios de un 6,3% (casi el doble que el nivel general regional); en segundo lugar, se ubicaron las “Carnes y derivados”, que tuvieron un alza del 3,7%. Por su parte, en el NOA la mayor alza dentro de los alimentos estuvo en “Grasas, aceites y manteca” (+8%), pero la leche y la carne se ubicaron segunda y tercera (+5,4% y +5,3% respectivamente).

Estos dos rubros de alimentos en ambos casos crecieron por encima del nivel general de sus regiones, y constituyen un problema al ser productos fundamentales en la alimentación de los hogares, y el alza de este tipo representa dificultades en el acceso a esos productos para las familias de menores ingresos.

Al analizar la suba de precios a nivel interanual (contra marzo de 2021), se observa que las “Frutas” muestran un liderazgo absoluto como rubro de mayores incrementos en las dos regiones: crecieron 102,1% en el NEA (el mayor de todo el país) y 89,3% en el NOA.

El top 3 de las mayores variaciones interanuales se componen de los mismos rubros en ambas regiones, pero con diferente orden: en el NEA se ubica en segundo lugar los “Aceites, grasas y manteca” (+72,8%) y en tercer lugar las “Carnes y derivados” (+69,4%); mientras que en el NOA las carnes están segundas (+65,8%) y los aceites terceros (+56,6%).

Pese al orden diferente, la situación general es muy similar en ambas regiones, y nuevamente ataca de lleno al consumo de los hogares: son tres rubros de productos que brindan diferentes componentes de enorme importancia nutricional y, además, de consumo regional expandido y de participación fuerte en hogares de menores ingresos.