La Rioja se encuentra en default por una decisión política del Gobierno, según informe económico

La provincia de La Rioja está en default desde septiembre 2020, luego de haber vencido los 30 días del periodo de gracia tomado por el gobierno riojano, al momento de tener que abonar el séptimo cupón de intereses del bono.

Dicho cupón era por un valor de USD 14.625.000, lo que, al tipo de cambio de referencia del BCRA del día del vencimiento (24/08/2020), equivalía a $1.078.228.125,00 (TC: $73,7250). Es decir, que, si el Gobierno riojano hubiese cumplido con ese pago, iba a terminar el año sin default y conservando el superávit financiero, que no seria de $2.027,5 millones, sino de $949,3 millones, igualmente muy importante.

Por ende, la conclusión a la que se llega al analizar los datos es que La Rioja se encuentra en default por mera decisión política de las autoridades, y no debe un cupón si ya que ya debe dos (el vencido en febrero de 2021), según el informe de situación financiera de la provincia de La Rioja IV trimestre 2020 elaborado por la Consultora Politikon Chaco.

Bajo este contexto, la demanda judicial del Grupo AdHoc de bonistas traerá, seguramente, mayores costos a la provincia que si hubiese decidido continuar abonando los cupones mientras avanzaban las negociaciones para la reestructuración del título, tal y como lo hicieron otras provincias que, incluso, mostraron peores resultados fiscales que La Rioja.

Asimismo el gasto en personal que realizó la Administración Pública No Financiera provincial en el período enero – diciembre 2020 fue por un total de $25.925,6 millones. La evolución contra el año anterior marca un incremento nominal del 24,9%, que contrastado contra el alza de precios (IPC NOA) implica una caída
real del 9,6%.

En primer lugar, debe destacarse que en 2020 se repite la situación de los últimos dos años (2018 y 2019): mostraron fuertes recortes al gasto en personal en La Rioja. Tomando las variaciones porcentuales de este concepto y contrastándolo contra la inflación anual, en 2018 el recorte fue por un total de $2.024 millones; mientras que en 2019 fue por $1.046 millones. En 2020, el recorte salarial fue por $2.740 millones, por lo cual, dicho recorte volvió a tomar velocidad.