Gobierno piensa en reformar Constitución, mientras docentes y salud de paro en plena pandemia

Solo en La Rioja sucede que un Gobierno que debería estar preocupado por la pandemia esté pensando en una reforma constitucional. La decisión política es del mismísimo gobernador Ricardo Quintela que busca no perder su primera elección al frente del Poder Ejecutivo.

Buscó por todas las formas que se sume la oposición, pero le dio la espalda, ya que el sistema sanitario riojano es endeble, solo hay que mirar la carpa del hospital Vera Barros, entre otros grandes problemas, como el paro de los docentes agrupados a la Asociación de Maestros y Profesores.

El quintelismo -como gobierno- tiene las armas para avanzar en su reforma, ya que tiene los votos suficientes en la Legislatura, como ya pasó con la expropiación del Golf. Pero la oposición política y la sociedad están muy lejos de sus revolucionarias ideas de poder.

Este martes las fotografías se dieron en las principales rutas con el corte realizado por docentes que reclaman que se mejora el anunciado aumento salarial en tres cuotas. Lo hacen cuando Quintela decidió además que no haya clases presenciales esta semana.

Pero no solo eso sino también en el hospital Vera Barros como en los centros de salud los trabajadores precarizados salieron a protestar por el pase a planta y mejorar el anunciado aumento de haberes, a pesar de un martes con frío y lluvia.