La producción de cannabis como salida laboral en La Rioja

Según un informe del Centro de Estudios Políticos y Económicos (Cepec), la Argentina presenta capacidades tecnológicas en materia agroindustrial, una extensa red de laboratorios públicos y privados, y diversas instituciones de ciencia y tecnología para a producción de cannabis para distintos usos.

La exportación presenta oportunidades interesantes para atraer divisas al país. Jujuy, La Rioja, Misiones, San Juan y Mendoza avanzan en esa dirección.

En marzo de 2017 se aprobó la Ley 27.350 de Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la planta de Cannabis y sus Derivados y fue reglamentada en 2020.

En marzo de 2021, el Ministerio de Desarrollo Productivo impulsó un proyecto que contempla la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME).

El presidente, Alberto Fernandez, lo mencionó entre los pilares de su proyecto nacional de desarrollo e inclusión social. En esta línea, hay varios proyectos que plantean la despenalización de la tenencia para consumo, pero todavía no hay respuestas.

En diciembre pasado, la provincia de Jujuy inauguró la primera empresa estatal de producción e industrialización de derivados medicinales de cannabis en Argentina, Cannava SE.

Según el presidente de Cannava, Gastón Morales, se apunta a sembrar 2000 hectáreas y a crear 8000 puestos de trabajo en el año. La Rioja, Misiones, San Juan y Mendoza pusieron en marcha proyectos similares.

El Ministerio de Desarrollo Productivo, en el caso de cultivo a cielo abierto, calcula que la demanda de mano de obra ronda entre los tres y cuatro operarios por hectárea.

En las producciones bajo invernadero y/o indoor, la utilización de mano de obra es más intensiva, la cual requiere entre diez y quince operarios por hectárea.

La Cámara Argentina de Cannabis informó que “el kilo del producto en el mercado internacional se comercializa en alrededor de los 3.000 dólares, por lo que la salida exportadora puede convertirse en un negocio más que interesante a la hora de la planificación”.

La situación del cannabis
El 2 de diciembre de 2020, la ONU reconoció las propiedades terapéuticas del cannabis y su resina al retirarlas de la lista IV de la Convención sobre drogas de 1961. Argentino en el 2017 se aprobó la Ley 27.350 de Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la planta de Cannabis y sus Derivados, pero fue reglamentada en el 2020, donde se reguló el uso, acceso y cultivo del cannabis medicinal en Argentina
Se puede hablar de la utilidad del cáñamo, entre otros usos, para: Fibras textiles, semillas y aceites ricos en grasas y proteínas, aplicaciones cosméticas, combustibles ecológicos, lubricantes y plásticos vegetales, materiales de bioconstrucción de gran resistencia, celulosa para papel, materiales aislantes, piezas plásticas y textiles para automóviles. Si se toma la producción global de Cannabis, esta se vio concentrada en el Reino Unido con el 75%, Lesotho con 10,6%, Israel 7,2% y Países Bajos con el 3,5%.
Según un estudio del CEPXXI, el Reino Unido también fue el principal exportador de cannabis, extractos de cannabis y fármacos derivados en 2018, con el 77,8% de las exportaciones mundiales, luego Países Bajos con el 11,9% y Canadá el 6,9%.Si vemos la cotización de $MJ, uno de los ETF mas reconocidos, vemos que durante el último año tiene una tendencia alcista y parece haber encontrado piso en septiembre del 2020 y de ahí sostiene el alza.
Tomando otro ETF, en este caso YOLO, se ve la misma dinámica, volatilidad en el corto plazo, pero una línea de tendencia alcista de mediano y largo plazo.
Respecto a los derivados del cannabis, según el Observatorio de Complejidad Económica (OEC), en 2019, el Cáñamo (Cannabis Sativa L.) como bien textil, fue comercializado por un total de 33,4 millones de dólares. Entre 2018 y 2019 las exportaciones aumentaron en un 25,5%, desde 26,6 millones a 33,4 millones, siendo el bien número 23 entre 1217 de los más exportados.
¿Qué sucede en la región?
Colombia es el país que mayor desarrollo exportador tiene en la materia. Según la Asociación Colombiana de Industrias del Cannabis (Asocolcanna), las exportaciones en 2020 alcanzaron 5,1 millones de dólares, con un incremento de 1.555% frente a lo registrado en 2019
Uruguay es el otro ejemplo en la región. Desde canales oficiales esgrimen que si bien el mercado medicinal es el de mayor prospectiva, se agregan otros sectores vinculados, lo que permite estimar un mercado de 200.000 millones. Si el comercio internacional para los productos de cannabis representara 20% de la demanda, se trataría de un mercado de un tamaño similar al de carne vacuna para ese país. El rendimiento relevado se ubica en unos 500 a 1.000 kilos por hectárea. 

Uruguay registró en 2019 las primeras exportaciones vinculadas al sector. La exportación más relevante de ese año correspondió a un envío de flores superior a los 3,2 millones de dólares. En 2020, Uruguay se consolidó como exportador de cannabis, con un total de 10 millones de dólares alcanzados durante 2020.Según el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, hasta el 2020 se habían generado 5 mil nuevos puestos de trabajo.