Inflación y suba de precios en el Norte Grande: ¿Qué pasó en las regiones del NEA y del NOA?

En abril del 2021, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a nivel país registró un aumento del 4,1%, desacelerando respecto a lo que había sido el mes previo (+4,8%).

De este modo, el alza de precios acumulado del año 2021 ya es del 17,6%, poniendo en jaque el cumplimiento de la meta oficial según el Presupuesto nacional, que estipuló un alza de precios para el año del 29%.

Es decir, en solo cuatro meses ya se alcanzó el Pego raro 60% de la meta, por lo cual se da por hecho que el incremento de precios del año supere ampliamente a lo fijado por las autoridades nacionales.

¿Cuánto creció la inflación por regiones?

Visto por regiones, la mayor alza de precios de abril se vio en la Patagonia, que creció un 4,8% mensual. Le sigue la región de Cuyo con 4,2%. La región del NEA y el GBA crecieron un 4,1%, y la Pampeana y el NOA lo hicieron en un 4%.

Al observar el alza de precios acumulado del 2021, la región de Cuyo muestra el mayor aumento en lo que va del año (18,2%), seguida del NOA con 18,1%. La región Pampeana y la Patagonia registraron un alza del 17,9%, el GBA del 17,2% y el NEA, por su parte, tuvo un aumento del 16,5%.

A nivel interanual, se da vuelta la tabla: el NEA continúa liderando (como desde hace ya 27 meses consecutivos), con una suba de precios de abril 2021 contra abril 2020 del 48,8%. De ese modo, registró el mayor nivel de los últimos doce meses, acercándose cada vez más a los cincuenta puntos porcentuales. De cerca le siguen la región de Cuyo (48,6%) y la Pampeana (48,4%), y más atrás el NOA (46,9%), la Patagonia (44,7%) y GBA (44,2%). A nivel nacional, el alza interanual se ubicó en 46,3%.

Por ende, el NEA lidera la suba de precios en la comparación interanual, al tiempo que el NOA se ubica segunda en la acumulada del 2021. Esto vuelve a poner de manifiesto el problema que sufre la región del Norte Grande en relación al proceso inflacionario, que impactan de manera muy fuerte en las familias más vulnerables y empuja a las mismas a la pobreza.

¿Qué pasó en el NEA y en el NOA? Resultados de abril 2021

La región del Nordeste tuvo en abril 2021 un alza del IPC del 4,1%, superior a lo registrado en febrero y marzo 2021, y de este modo rompió con tres meses consecutivos de desaceleración del aumento de precios.

La región atraviesa dos fenómenos distintos: por un lado, el aumento acumulado del año es el más bajo del país (16,5% al primer cuatrimestre), pero en la comparación interanual sigue teniendo, como desde hace 27 meses consecutivos, la suba de precios más alta del país con 48,8%, acelerándose respecto a lo registrado el mes anterior.

Por su parte, la región del NOA tuvo en abril 2021 un alza del IPC del 4,0%, levemente inferior a lo registrado en marzo 2021 (que fue del 4,2%), pero esto genera que en el acumulado del año el alza de precios ya sea del 18,1%, el segundo más alto del país solo detrás de Cuyo.

Con estos resultados, la variación interanual alcanza al 46,9%, ubicándose apenas por encima de la media nacional y un par de puntos por debajo del NEA.

El problema de la trayectoria inflacionaria en el Norte Grande se confirma justamente al analizar esta última comparación: en términos interanuales, y tomando los últimos dos años completos de comparación, la inflación en el NEA y NOA es claramente superior a la media nacional.

Si a ese problema se le suma el hecho de que el norte grande tiene menores salarios promedio, queda claro que el impacto de las alzas de precios termina por pulverizar el poder de compra de los habitantes del norte.

¿Cómo se comportaron los precios según divisiones en el Norte Grande?

En abril del 2021, la división que tuvo el incremento de precios más alto tanto en el NEA como en el NOA fue “Prendas de vestir y calzado”, en línea con lo que pasó a nivel nacional, y que está explicado a partir de factores estacionales como el cambio de temporada. En el NEA el alza fue del 6,1% y en el NOA del 6%.

A su vez, “Transporte” fue otra de las divisiones con fuerte aumento: en el NEA fue del 6%, mientras que en el NOA fue del 5,4%, y está explicado por el alza del precio de los vehículos y por el aumento del combustible.

En el Norte Grande el dato, quizás, más relevante tiene que ver “Alimentos y bebidas no alcohólicas”: en el NEA, el alza de precios de esta división en abril fue de 3,5%; en el NOA fue del 3,9%. Si bien siguen mostrando un incremento importante (considerando la gran incidencia que tiene esta división sobre el sistema de precios de todo el Norte Grande), en ambos casos se ubicó por debajo del nivel general.

Pese a ello, aún es muy fuerte el impacto de las subas de alimentos, sobre todo en los sectores más vulnerables: en la comparación interanual, el NEA muestra el mayor crecimiento de precios en esta división de entre todas las regiones del país (52,3%), mientras que el NOA se ubica algo más abajo (46,9%).

El problema que se viene: precios regulados e IPC Núcleo

En abril 2021, si bien las divisiones que lideraron el alza de precios tuvieron impactos de estacionalidad (como prendas y de vestir y calzado), el conjunto de los precios estacionales creció apenas un 1,2% en el NEA y 2,4% en el NOA; pero los precios regulados, que venían sosteniendo un incremento menor al nivel general, lo hizo en este mes en 4,5% y 3,5% (impulsado por los combustibles y servicios públicos).

A su vez, el IPC Núcleo, constituido por precios ni regulados ni afectados por estacional, también creció un 4,5% en el NEA y un 4,4% en el NOA, lo cual genera la incertidumbre a futuro: preocupa que los precios núcleo agarren una inercia propia, y que los regulados pujen a determinados precios de equilibrio (como está pasando con el combustible), que naturalmente impactarán de lleno sobre el IPC final.