La Rioja es la provincia más beneficiada con la inversión pública nacional per cápita entre enero y mayo


A nivel per cápita, se observan notables asimetrías entre las provincias: provincias con baja población teniendo altos volúmenes de inversión pública, y provincias mucho más pobladas con menores asignaciones medidas per cápita entre enero y mayo.

Un informe de la consultora Politikon Chaco detalló que La Rioja es un caso único: las altísimas asignaciones de capital que tuvo hasta mayo equivalen a $20.352,6 por riojano, siendo la única provincia en tener una erogación per cápita de dos dígitos; la diferencia con el segundo es abismal: Formosa, con $5.312,6 por habitante; y con el ultimo, es aún más fuerte: Tucumán, con apenas $1.108,8 por habitante.

En el fondo de la tabla, junto a Tucumán, están Mendoza y Santa Fe, conformando el top tres de menores erogaciones per cápita, siendo todas provincias con más de un millón de habitantes; a su vez, las tres primeras provincias con mayor volumen per cápita (a La Rioja y Formosa se le suma Tierra del Fuego) se ubican entre las siete provincias con menor población.

En este punto, el Chaco muestra una inversión pública nacional de $4.202,9 por habitante, ubicándose séptimo a nivel nacional, casi duplicando la media nacional.

Además, dentro del NEA se posiciona segunda, detrás de Formosa ($5.312,6 por habitante), y considerablemente mejor que Misiones ($1.853,1 por misionero) y Corrientes ($1.640 por correntino).

A su vez, el total nacional mostró un incremento del 197,9%; y esta importante suba de la inversión pública y gasto de capital que realiza el Estado nacional en las provincias se explica a partir de una muy baja base comparativa (en este período de 2020, atravesado por el inicio de la pandemia, se priorizó el gasto corriente orientado a la emergencia); y el impulso a la ejecución de obras tras un 2020 donde estuvo algo retrasado.

Lo que primero se destaca en ese análisis es que, medido en términos reales, 23 de las 24 jurisdicciones tuvieron alzas. La única excepción fue San Juan, que mostró una caída del -11,9%. En ese marco, así como la media nacional mostró un alza real del 100,3%, fueron nueve las provincias que crecieron por encima de ese nivel (Chaco entre ellas), mientras que las otras catorce lo hicieron en un menor ritmo.

De las nueve provincias con alzas reales por encima de la media nacional, se destacan los casos de San Luis, Santa Cruz y Entre Ríos, que conforman el top tres de mayores subas. En el caso puntano, la variación real es del 863%, mostrando una abismal suba, que debe ser entendida en base al valor absoluto, que es notoriamente menor al de otras provincias.

Lo mismo ocurre con Santa Cruz (+303,4%), que no llega siquiera a los $600 millones ejecutados. Entre Ríos, por su parte, tuvo un alza del 295,9%, con niveles de ejecución más considerables (por encima de los seis mil millones de pesos).

Por su parte, las restantes catorce jurisdicciones, que tuvieron un incremento menor a la media nacional, tienen a La Rioja como líder (91,2%), mientras que en Salta se observa la menor (1,2%).

Visto en valores absolutos, si se agrupan los datos por regiones del país, entre la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (PBA-CABA) se llevan el 39,3% del total del gasto, mientras que la Pampeana participa del 18,1%.

Es decir, entre las seis provincias consideradas del centro acumulan el 57,5% del total ejecutado.

Detrás de ellas aparece el NEA con una participación del 15,8% del total, y el NOA con un 11,4%; más atrás, se ubican la Patagonia (8,4%) y Cuyo (6,9%).