Cayó el consumo de cemento un 3,6% interanual en La Rioja

En el mes de mayo de 2021, el consumo de cemento en las provincias argentino retrocedió en diferentes niveles: en primer lugar, si bien la mayoría de las jurisdicciones volvió a registrar expansiones a nivel interanual, los mismos fueron menores a meses previos (donde había impactado de manera más fuerte la baja base comparativa) e incluso, hubo varios distritos con caídas; pero además, en la comparación contra el mes
anterior, salvo dos provincias, el resto de las jurisdicciones tuvo retracciones en el consumo.

En el mes de análisis, el consumo total de cemento a nivel nacional creció un 34,8% interanual, registrando un total de 874.188 toneladas. Este incremento (menor al que se venía dando) se logró en parte gracias a la baja base de operaciones del año anterior.

En este marco, el consumo de cemento en bolsa se incrementó apenas en un 5,9%, pero el cemento a granel creció 141,4%. Aceleración de proyectos de obra pública y congelamiento de proyectos pequeños y medianos de índole privado explican estos resultados.

Sin embargo, la nota negativa se da en la comparación contra el mes anterior: tuvo una retracción 7,8% contra abril 2021, siendo el segundo mes consecutivo con descensos, quitándole velocidad a la recuperación en este sector, que se venía dando a ritmos importantes.

De hecho, mostró el segundo menor volumen de consumo en lo que va del año.

La situación de descenso mensual a nivel nacional se vio aún más marcada al observar por jurisdicción: salvo dos distritos, el resto cayó.

En el acumulado del año, el consumo total de cemento en el país registra un alza del 50,8%, explicado por los altos incrementos producidos entre enero y marzo.

¿Cómo fue el comportamiento por regiones y provincias?

Desempeño interanual

Observando hacia dentro de las jurisdicciones, de las 25 relevadas (la provincia de Buenos Aires se divide en GBA y resto de provincia), 18 registraron crecimientos del consumo de cemento en la comparación interanual, a diferencia de lo ocurrido en abril, cuando todas tuvieron expansiones.

En ese marco, visto por regiones, GBA-CABA tuvo el mayor crecimiento con un alza del 72,6%; en el otro extremo, vemos al NOA, única región que registró caídas (-5,1%), explicado a partir del débil desempeño de gran parte de las provincias que la conforman, sobre todas, las mayores.

Por su parte, el NEA tuvo un crecimiento del 24,4%, algo por debajo de la media nacional (con fuerte arrastre de los grandes distritos) pero posicionada como la tercera región de mayor alza.

A su vez, si analizamos los desempeños por jurisdicciones, podemos explicar los resultados regionales. La CABA experimentó el mayor incremento del país (+123,6%); y Tierra del Fuego (+109,2%) con GBA (+68,9%) completan el podio.

La importante brecha entre el primero y el tercero se explica a partir de los bajos pisos de comparación, considerando que la CABA fue uno de los distritos de mayor caída en el primer semestre del año pasado por impactos de la pandemia.

El top 5 se completa con Córdoba (+64,8%) y Chaco (+58,1%), siendo los únicos cinco distritos que tuvieron expansiones superiores a los cincuenta puntos porcentuales.

De las restantes trece provincias con incrementos, una sola lo hizo por encima de la media nacional (resto de Buenos Aires), mientras que las otras doce crecieron por debajo de ese nivel, y aquí se observa una gran heterogeneidad: hubo cinco provincias con incrementos superiores al 20%.

La contracara de la situación se ve al analizar el otro extremo de la tabla: hubo siete provincias cuyos consumos de cemento fueron inferiores al mismo mes del año pasado.

En este sentido, Santiago del Estero tuvo el mayor descenso nacional (-22%, única provincia cuya retracción fue superior a los veinte puntos porcentuales).

Desempeños contra el mes anterior

Ahora bien, si analizamos el desempeño de las provincias en relación al mes anterior (abril 2020), la situación es totalmente negativa: apenas dos distritos tuvieron incrementos, al tiempo que las restantes veintitrés, y el total nacional, mostraron retracciones.

En este marco, se destaca que el NEA, consolidando por regiones, es la única que mostró incrementos (solo explicado por la buena performance de Chaco, que tuvo la mayor alza nacional); mientras que el NOA tuvo la mayor caída, duplicando la media nacional.

Las provincias que registraron alzas fueron Chaco, como se indicó antes, con un alza del 17,7%; y Neuquén (+5%).

Entre las que registraron retracciones, once descendieron en menor nivel que la media nacional.

A su vez, las doce restantes cayeron por encima de la media nacional, y aquí están las otras cinco provincias del norte grande: a nivel nacional, Santa Cruz fue la provincia de mayor descenso (-46,7%) y Santiago del Estero se ubica segunda (-33,8%), siendo la del norte con mayor caída.

¿Por qué este brusco cambio en el escenario nacional del desempeño del consumo de cemento?

Todo indica que hay una marcada desaceleración del consumo a partir de dos factores: el alza de precios y la falta de disponibilidad de recursos para afrontar el gasto, sobre todo por parte de los privados que durante buena parte del último año volcaron excedentes a la realización de pequeñas y medianas obras como ser
refacciones y ampliaciones.

Estos excedentes fueron, por ejemplo, pesos ahorrados para turismo que, ante la imposibilidad de viajar, fueron dirigidos a la construcción.

Esto, por supuesto, pone en jaque a la reactivación que estaba viviendo la construcción en los últimos meses, y pone alertas sobre la continuidad, pero, sobre todo, de la fuerza de la recuperación sectorial.

Resultados acumulados del período enero – mayo 2021

Finalmente, en el acumulado enero a mayo del año 2021, todas las jurisdicciones muestran resultados positivos a partir, sobre todo, de la baja base comparativa, algo que podría cambiar luego de junio.

El total nacional muestra una variación de este período del 2021 contra igual período del 2020 del 50,8%, con todos los distritos creciendo, pero siete lo hacen por encima de la media nacional. El podio de mayores subas está compuesto por Tierra del Fuego (+91,9%), Córdoba (+81,2%) y Chaco (+76,1%), mismo podio que en abril; las otras cuatro jurisdicciones que muestran alzas superiores a la media nacional son CABA, resto de provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Gran Buenos Aires.

Se observa que solo una provincia del NEA-NOA se encuentra en ese lote (Chaco), cuando al cierre del primer cuatrimestre eran dos, y al cierre del primer trimestre, eran cinco. Por ende, el proceso de estancamiento del consumo en el norte grande se hace más que evidente.

A nivel regiones, se observa que la que lidera en este período acumulado es la región Pampeana, con un alza del 65,6%. El NEA se ubica tercera con incremento acumulado del 46,8%; y el NOA se posiciona penúltima (+31,2%), solo por encima de la Patagonia.