Las ventas en los supermercados de La Rioja crecieron un 10,6% en abril

Sobre un total de 25 jurisdicciones (la provincia de Buenos Aires se desagrega en Gran Buenos y resto de la provincia), fueron 15 las que mostraron incrementos reales (a precios constantes) sobre la venta en los supermercados durante el mes de abril. Allí aparece La Rioja con un incremento del 10,6% en las ventas en los supermercados.

En marzo habían sido tres y, en febrero, cinco, por lo cual se observa un mejoramiento de este indicador (pero también vinculado a procesos de compra por inicio pandemia el año pasado), según un informe publicado por la consultora Politikon Chaco, en base a datos del INDEC.

El ranking nacional está liderado, por segundo mes consecutivo, por Misiones, que registró la mayor expansión de ventas del mes con un 32,1% de incremento; le sigue Santiago del Estero (+20,1% – por repite posición por segundo mes al hilo) y Río Negro completa el podio (+16%).

Otras nueve jurisdicciones crecen por encima de la media nacional, y solo tres lo hacen por debajo de la misma.

En el otro extremo, de las diez jurisdicciones que sufrieron caídas, San Juan (-8,3%), CABA (-7%) y Tucumán (-5,2%) registraron las más altas. En este sentido, el Chaco se ubicó como la provincia con la quinta mayor caída del país.

Por último, a nivel acumulado, el Chaco cierra el primer cuatrimestre del año con ventas en supermercados por $3.828,4 millones, que implica una caída (a precios constantes) del 3,3% respecto a igual período de 2020.

En ese marco, el rubro que sufrió la mayor caída en el acumulado enero – abril 2021 fue “Artículos de limpieza y perfumería” con una merma del 11,8% real, seguido de “Panadería” (-9%) y “Almacén” (-8,6%).

En lo que refiere al NEA, el Chaco muestro (a nivel acumulado) la mayor caída de la región; y, además, entre las quince jurisdicciones que finalizaron el primer cuatrimestre con retracciones reales en sus ventas, el Chaco registra el noveno mayor descenso.

En abril de 2021, las ventas totales en supermercados medidos a precios corrientes, a nivel nacional, fueron por $106.922 millones, lo que representa un incremento del 42,5% con respecto al mismo mes del año anterior. A su vez, medidas en precios constantes, abril terminó con un alza del 1,2%, lo que implica un retorno a terreno positivo luego de dos meses de importantes caídas.

En ese marco, el mayor volumen de venta se concentró en el rubro de “Almacén” (27,9% del total), seguido por los “Artículos de limpieza y perfumería”, que participación del 14% del total de ventas.

Continuando con el análisis de datos por grupo de artículos, pero observando sus variaciones contra el mismo mes del año anterior, se observa que “Indumentaria, calzado y textiles para el hogar” muestran el mayor incremento medidos a precios constantes (+40,6%), aunque su volumen es menor en el total de las ventas (participa del 2,1%).

Por su parte, los grupos de artículos de mayor volumen de ventas registraron caídas interanuales considerables: los productos de almacén cayeron 9,8%; y los de limpieza y perfumería, -1,7%, en línea con lo ocurrido en marzo, pero a menor nivel, y está explicado sobre la base comparativa: en los meses de marzo (sobre todo) y abril 2020, a partir del inicio de las restricciones en el marco del ASPO, las ventas en estos rubros tuvieron incrementos muy importantes originado de una decisión vinculado al stockeo por parte de los consumidores, como forma de garantizarse provisión de artículos mínimos ante el encierro que se dio en este período.

Ante incrementos importantes en ese período, la vuelta a una situación algo más normalizada genera entonces una caída al equilibrarse las ventas a valores más cercanos a la prepandemia.