Coparticipación: nuevo récord nominal de ingresos para La Rioja, que superó por primera vez la barrera de los $6 mil millones

Las transferencias automáticas del Estado nacional a las provincias registraron nuevamente un crecimiento real durante el mes de junio, acumulando ya once meses consecutivos de alzas de las transferencias.

En junio, se distribuyó un total de $320.321,1 millones, registrando un crecimiento interanual del 59,5% a pesos corrientes, mientras que en moneda constante la suba fue del 6,3%, algo menor de la observada en el mes previo.

Pero si se excluye a la CABA, el alza de las transferencias a las provincias fue de 9,6% real.

En el caso de La Rioja, ingresaron a la provincia unos $6.144,1 millones, con un crecimiento a pesos corrientes del 63,9% interanual, y la expansión en términos reales fue del 9,1%, según un informe de la consultora Politikon Chaco en base a datos oficiales de la Dirección Nacional de Asuntos Provinciales.

Composición de las transferencias automáticas a la provincia de La Rioja

Observando los componentes que componen las transferencias automáticas para el caso riojano, la coparticipación federal totalizó $5.501,9 millones (89% del total de las transferencias automáticas) y mostró un crecimiento del 64,4% nominal (y +9,4% real).

Por su parte, los recursos derivados de los leyes y regímenes especiales fueron por otros $592 millones. En ese escenario, el Impuesto a los Bienes Personales dejó atrás la caída del mes anterior y volvió a terreno positivo: crece 12,1% en moneda constante, y también tuvo alzas reales otro driver como el Impuesto a los Combustibles Líquidos (+33,3%).

A su vez, los recursos provenientes del Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes volvieron a tener una caída real, que fue en este caso del 53,8% real, motivada por la postergación de los vencimientos programados para este mes ante el conflicto generado por la actualización de las alícuotas.

Finalmente, La Rioja recibió otros $50,1 millones (+1,8% real) en concepto de compensación del Consenso Fiscal.

Con este crecimiento, La Rioja acumula once meses consecutivos de incrementos reales de las transferencias. En términos porcentuales, tuvieron su pico de crecimiento en abril de este año (+42,1% real), pero en términos absolutos, junio rompió un récord, y es la primera vez que la provincia supera la barrera de los seis mil millones en este concepto.

Este crecimiento muestra una muy importante alza contra junio de 2020, donde las transferencias aun se movían en terreno negativo, visto en moneda constante.

La recuperación producida a partir de agosto y el incremento de recursos generó estos incrementos reales, pero en ese contexto debe mencionarse que aun no se volvió a niveles de años anteriores.

Así como las transferencias de junio 2021 están un 9,1% por encima de las de ese mes de 2020 en moneda constante, se encuentran a su vez por debajo de junio 2019 (-4%) y de junio de 2018 (-12,4%). Por lo cual, siempre observando la evolución en moneda constante, no se recupera aún los niveles de esos años.

Entre los factores que explican la suba de las transferencias se encuentra el buen desempeño de drivers como bienes personales e impuesto a los combustibles, y un buen crecimiento también de impuestos que componen la coparticipación, como Ganancias e IVA.

Pero estas últimas, debe mencionarse, crecieron a un ritmo menor que meses anteriores.

A su vez, acumulando los datos del período enero – junio 2021, La Rioja recibió ya un total de $30.193,6 millones por transferencias automáticas: en términos reales, equivale a un crecimiento del 15,1% respecto al mismo período del 2020.

Resultados por jurisdicción

En junio, todas las provincias mostraron incrementos reales. Como las mismas son calculada en función de los IPC regionales (correspondientes a cada provincia según su ubican geográfica), las diferentes magnitudes del alza de precios por región generan que los impactos de las subas de las transferencias no sean heterogéneos en todo el país.

De ese modo, se busca dar una mayor aproximación territorial al alza de las transferencias. Como el INDEC recién difundirá los datos oficiales de IPC de junio a mediados de julio, se usa en esta oportunidad una proyección de alza de precios para junio tomando como base al REM del BCRA y ajustándolo por región.

En ese marco, y como se vienen destacando en los informes de los meses precios, las menores subas de IPC en la Patagonia genera que sean esas provincias las que muestran los mayores incrementos, mientras que en Cuyo y en el NEA, los incrementos son menores.

En una punta de la tabla, Neuquén, Río Negro y Tierra del Fuego lideran el incremento real con subas superiores a los 10%, característica que también comparten la provincia de Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz. Las provincias del NOA se posicionan inmediatamente después, en conjunto con provincias de la región Pampeana.

Más atrás, encontramos a las provincias del NEA y de Cuyo, donde las tres de ésta última (Mendoza, San Juan y San Luis) registraron las menores subas del país, en todos los casos por debajo del 8%.

En dicho escenario, la provincia de La Rioja se ubica en el puesto 13º y junto a Salta tiene los menores incrementos del NOA.

Por su parte, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró, una vez más, fuertes caídas reales a partir de la quita de puntos de coparticipación que estableció el Gobierno nacional en los últimos meses del 2020. De esa forma, la caída real de junio de la CABA fue del 55,4% en comparación con igual mes de 2020.