Cada riojano recibió $76.930 por transferencias automáticas en el primer semestre desde la Nación

Los primeros seis meses del año cerraron también con incrementos reales en todas las provincias, pero al igual que en lo observado para el caso específico de las provincias del NEA-NOA, con heterogeneidades: las provincias del NEA terminaron el primer semestre con un alza real acumulado del 13,6%, mientras que las del NOA crecieron en un 14,8%.

Si excluimos a la CABA de este análisis (por la particularidad antes detallada de las mermas producto de la quita de puntos de coparticipación implementada meses atrás), observamos que la región Pampeana creció en términos reales un 16%; el Cuyo 14,7% y la Patagonia 18,9%.

Esto muestra que el NEA tuvo la menor suba de todo el país al primer semestre del año, que se explica por el alto impacto de los aumentos del IPC, sobre todo entre enero y abril (luego, superada por Cuyo), y el NOA se ubica a mitad de tabla, por encima de estas dos últimas mencionadas, pero por debajo de la Pampeana (sin CABA) y la Patagonia.

Por otra parte, el NEA-NOA vive una situación muy particular al observar las transferencias automáticas a nivel per cápita en el acumulado 2021: tanto a nivel regional como en las provincias en particular se observa un alto nivel de envíos per cápita al norte respecto a otras regiones.

En NEA, en este punto, lidera el ranking nacional: los recursos percibidos durante el primer semestre del año equivalen a unos $56.011,8 por habitantes del nordeste, mientras que en el NOA es de $53.128,8 por habitante, siendo los mayores niveles del país.

En tercer lugar, se ubica la Patagonia, región de poca población, donde las transferencias representan unos $50.485,6 por habitante.

Más atrás se ubica Cuyo, con $43.943,5 por habitante, y mucho más atrás la Pampeana (excluyendo la CABA), con solo $27.245,7 por habitante.

Como mencionamos en los reportes previos, detrás de esto se esconden diferentes factores que hacen a la inequidad del sistema actual de reparto y que genera asimetrías muy importantes, que no son solo entre regiones, sino también hacia dentro del Norte Grande: si vemos dentro de las diez provincias del NEA-NOA, hay claras muestras de ello: Misiones tuvo transferencias equivalentes a unos $39.875,7 por misionero (más cerca del promedio nacional), pero en el otro extremo, Catamarca las tuvo por $95.680,7 por habitante: una diferencia del 140%, asimétrico por donde se lo mire.

Misiones, Salta y Tucumán son las tres mayores economías del Norte Grande y sufren en carne propia este fenómeno: están en el fondo de la tabla de las transferencias per cápita, sin que ninguna supere los $42 mil por habitante, quedando muy lejos no solo del resto de las provincias, sino también del propio promedio regional. En el otro extremo, Catamarca, Formosa y La Rioja se posicionan largamente por encima de la media regional.

Por último, cabe señalar que las diez provincias del Norte Grande participaron en este periodo (enero – junio 2021) del 34,2% del total distribuido a las 24 jurisdicciones.

Desagregando, el NEA participó del 15% y el NOA del 19,2%. La región Pampeana, naturalmente por el peso de las provincias que la componen, es la que participa de la mayoría de las mismas, con un 48,3% del total repartido. Cuyo lo hizo en un 9,2% y la Patagonia en un 8,3%.