La Rioja recibió $22.176 por habitante de fondos extracoparticipables en el primer semestre

En junio del 2021, las provincias que conforman el Norte Grande Argentino recibieron un total de $15.500,8 millones en concepto de transferencias no automáticas (o discrecionales) del estado nacional. Ese monto representa el 25,8% del total distribuido a las 24 jurisdicciones argentinas, y si se desagrega la región, el NEA participó del 14,7% y el NOA del 11%.

De ese modo, se ubicando en segundo y tercer lugar, detrás de la región Pampeana (59,2%) y por encima de la Patagonia (10,3%) y de Cuyo (4,7%).

Cabe destacar que estas transferencias no automáticas abarcan envíos tantos corrientes como de capital, y están compuestas por asistencias financieras presupuestarias o bien por convenios específicos.

En este marco, el 58,3% de las transferencias que recibió el NEA fueron corrientes (impulsadas por las recibidas por el Chaco de parte de Anses para financiar el déficit de la caja previsionales) y el 41,7% fueron transferencias de capital. En el caso del NOA, es al revés: la mayor porción son envíos de capital (58,7%, con fuerte peso de las que recibe La Rioja establecidas en el presupuesto nacional) y el 41,3% son envíos corrientes.

En el resto de las regiones, las transferencias corrientes priman sobre las de capital. El total nacional de junio determinó que el 63% de las transferencias no automáticas fueron corrientes y el 37% restante de capital.

En términos absolutos dentro del norte grande, la provincia del Chaco concentró la mayor parte de las transferencias no automáticas del mes de junio, con un total de $5.074,4 millones, y se explica, como se mencionó anteriormente, por los recursos recibidos por Anses (por $2.400 millones) y por mayores desembolsos de transferencias de capital para la administración central; le siguen La Rioja ($1.793 millones – por mayores desembolsos de capital) y Salta con $1.618,2 (también empujada por recursos de capital).

A nivel acumulado, hay grandes disparidades entre las provincias de la región, con dos claros líderes regionales: Chaco y La Rioja, siendo las únicas provincias del NEA-NOA que recibieron transferencias no automáticas acumuladas por encima de los $6.000 millones, y de hecho, la superan largamente.

El Chaco lidera con un total acumulado en el primer semestre de $11.095 (fuertemente impulsado por lo que captó en el mes de junio, que representa casi el 50% del total acumulado) y La Rioja alcanza los $8.727,2.

En tercer lugar, se ubica Formosa, con $5.516 millones. El podio se repite respecto al mes pasado, con la sola diferencia del cambio de liderazgo (Chaco era segunda y pasó a ser la primera). De las siete provincias restantes de la región, solo una (Salta) supera el techo de los $5 mil millones, y el resto queda por debajo.

Pero la peculiar situación de los casos chaqueños, riojanos y formoseños no se centra únicamente en ser las provincias que recibieron más recursos en términos absolutos: también son las tres que muestran la mayor variación contra el mismo período del año anterior.

El Chaco muestra un crecimiento acumulado (primer semestre 2021 vs igual período 2020) del 180,6% en estos envíos no automáticas; en La Rioja, crecieron 114%, y en Formosa, 95,5%. En el otro extremo, vemos que Tucumán apenas tiene un alza del 0,5% y Jujuy no llega al 20%, en una clara (nuevamente) desproporción entre las regiones.

Como puede observarse en el cuadro supra, a nivel regional el Norte Grande tuvo un alza considerable pero explicado fuertemente por el NEA, con claros crecimientos reales; diferente es el caso del NOA, afectado, sobre todo, por los casos jujeños y salteños, y termina el primer semestre con (leves) caídas al medirlo en términos reales.

Entre las regiones, la Patagonia muestra un incremento real similar al NEA y Cuyo también crece de manera considerable, pero la Pampeana tiene un rendimiento negativo. ¿La razón? Menores asistencias a la provincia de Buenos Aires, que habían sido muy importantes en este mismo período del 2020 y ahora volvió a niveles más “normales”.

La cuestión vuelve a cobrar fuerza con la medición per cápita, y aquí hay brechas importantes, nuevamente: por un lado, La Rioja encabeza este indicador, con una suma de $22.176,6 por habitante en el acumulado del primer semestre; segunda se ubica el Chaco con $9.211 por habitante, y Formosa completa el podio con $9.114 por habitante.

Sin embargo, las siete provincias restantes no superan el techo de los $6.000. La brecha de La Rioja con el resto de la región es realmente notable: contra el segundo (Chaco), es del 140,8%; contra el último del norte grande (Tucumán), la brecha es del 778%.