En abril creció 0,6% el empleo privado en La Rioja

En la comparación de abril 2021 contra el mismo mes del año anterior, se observa que cuatro de las cinco regiones experimentaron incrementos, mientras que una no sufrió variación.

En este punto, el NEA se destacó como la región de mayor alza: +3,5%, recuperando 9.460 empleos respecto a abril 2020. Cabe destacar el piso del que se parte: en ese mismo mes, la caída del empleo en la región fue del 5,2% por impactos de la pandemia, por lo cual el rebote se hace más fuerte a partir de la flexibilización de restricciones.

Sin embargo, todavía está por debajo de los niveles del 2019 (-1,8%).

La región de Cuyo mostró el segundo mayor incremento del país en abril, creciendo a nivel interanual un 1,9% y recuperó así 6.900 empleos, pero al igual que se observo para el NEA, la base comparativa influye fuertemente: la caída que sufrió esta región en abril 2020 había sido del 8,1%, la mayor del país.

En relación a 2019, también está todavía por debajo un 6,3%.

La región Pampeana y la Patagonia, por su parte, crecieron 0,9% interanual en abril, pero al igual que en los dos casos previos, siguen por debajo de los volúmenes de empleo de 2019 (-3,8% y -2,8% respectivamente).

Finalmente, el NOA fue la región que no tuvo variación interanual (0%), y esto se debió a tímidas subas de algunas de las provincias de la región sumada a una importante caída de Tucumán, que es la provincia de mayor volumen absoluto de empleo en esa región. Contra 2019, sigue por debajo: -3,1%.

En términos relativos, veinte provincias registran incrementos (se ve una mejora respecto al mes previo, donde habían sido nueve, y está explicado, sobre todo, por el impacto del ASPO del año anterior).

En ese marco, Tierra del Fuego, por octavo mes consecutivo, continúa liderando con un alza del 13,9% (+4.029 empleos).

En segundo lugar, se ubica San Juan, que crece 5,6%, y más atrás le siguen Catamarca, Formosa, Chaco y Misiones.

Por su parte, Neuquén sigue siendo, como hace varios meses atrás, la que registra la mayor caída interanual (-2,9%), seguida por Tucumán, CABA y Chubut.

Ahora bien, si comparamos los datos de abril 2021 contra ese mismo mes, pero de 2019, hay dos provincias que están por encima: Tierra del Fuego y Santa Cruz, siendo así las únicas que lograron superar niveles de ese año, al tiempo que las restantes veintidós jurisdicciones sigue aun por debajo; mientras que Mendoza, CABA y Neuquén sostiene aún los mayores retrocesos.

En abril 2021, el empleo privado registrado a nivel nacional tuvo un incremento del 0,7% respecto al mes anterior, sumando 40.648 nuevos puestos de trabajo. De este modo, acumula su cuarto crecimiento mensual consecutivo, y no cae desde julio pasado.

La salida de las restricciones más importantes del 2020 colaboró en la recuperación de una buena parte de los empleos, pero se pone la alerta en los impactos de la segunda ola: para mayo, se espera un leve retroceso del empleo, que se da más fuerte en los grandes centros urbanos.

Por su parte, en la comparación interanual contra abril 2020, se observa la primera suba tras treinta y dos meses consecutivos de caídas: el alza fue del 1,0%, registrando una recuperación de 58.186 empleos privados formales en el último año.

Naturalmente, la baja base de comparación por el impacto del ASPO de abril 2020 colaboró para mostrar resultados positivos.

Hacia dentro de las jurisdicciones, la mayoría mostró alzas interanuales, producto de la baja base de comparación, pero aún hay algunos distritos con niveles de empleo menores al inicio de la pandemia. Además, hubo expansión intermensual en veintitrés de las veinticuatro jurisdicciones.

Análisis desestacionalizado de regiones y provincias. Comparación intermensual

En primer lugar, se destaca que todas las regiones mostraron incrementos, en diferentes magnitudes: la mayor se observa en el NOA con un alza del 1,0%, explicado a partir de importantes incrementos, principalmente, de Jujuy y Salta. Esta suba regional equivale a la creación de 4.511 empleos durante abril comparado con el mes anterior. La Patagonia mostró la segunda mayor alza, con +0,9% contra marzo, incorporando 3.628 nuevos empleos, con Santa Cruz y Tierra del Fuego traccionando el promedio regional.

La región Pampeana (incluyendo a la CABA) se ubicó en tercer lugar y creció en línea a la media nacional (+0,7%), y tuvo a Córdoba y Entre Ríos como las provincias de mayor suba.

Por último, el Cuyo y el NEA crecieron un 0,6% en cada caso, siendo las únicas regiones cuya suba estuvo por debajo de la media nacional. En el caso cuyano, sumó 2.247 empleos, con San Juan mostrando la mayor expansión; el nordeste, a su vez, logró incorporar 1.565 empleos, con Chaco a la cabeza.

Ya en términos provinciales, hay diferentes comportamientos. En primer lugar, se destaca que, en abril, veintitrés de las veinticuatro jurisdicciones del país crecieron. El top tres de mayores subas está compuesto por Jujuy (+3,4%), Santa Cruz (+2,2%) y Salta (+1,8%), observando así un liderazgo del NOA. Además, otras cinco provincias tuvieron alzas mayores al 1%.

Un total de trece provincias (incluyendo las ya mencionadas) crecieron por encima – o en misma intensidad – de la media nacional; al tiempo que otras diez lo hicieron por debajo. En el fondo de la tabla, Chubut mostró la única caída del país: -0,2%, perdiendo 216 empleos formales privados en el mes.

Más allá del dato concreto de abril, es interesante destacar cuanto evolucionó el empleo privado formal de diciembre a este mes de análisis: vemos que todas las jurisdicciones, salvo dos, muestran alzas, lo que muestra el avance (aún algo tímido) del empleo en un contexto de reactivación por menores restricciones, pero, al igual que se mencionó antes, los impactos de la segunda en mayo pueden revertir algunos resultados.

Las dos provincias que tienen retrocesos en el período diciembre 2020 a abril 2021 son Chubut y Mendoza, que en términos absolutos perdieron 365 y 53 empleos, respectivamente.