La reforma constitucional clave para que el PJ trabaje por Pedrali; Quintela presiona a los diputados

El gobernador Ricardo Quintela cuenta hasta el viernes 13 para llamar a elecciones legislativas provinciales para que coincidan con los comicios nacionales previstos para el domingo 14 de noviembre.

El llamado a elecciones riojanas debe hacerse 90 días antes de la fecha establecida por la autoridad gobernante.

Este año debe renovarse el 50% de las bancas de la Legislatura provincial, especialmente quienes representan al departamento Capital.

En ese marco, el Gobierno provincial teme que el peronismo, hoy en alianza en el Frente de Todos, que no trabaje por la precandidatura a diputada nacional de la ministra de Desarrollo, Gabriela Pedrali, madre de los hijos del actual mandatario riojano.

Mientras que Pedrali tiene que ir a elecciones internas en el Justicialismo contra el joven Nahuel Pérez y el histórico Carlos Santander, la ministra si pasa el bordo de las PASO tendrá otro gran problema, ya que en varios departamentos, como Chilecito, no hay comicios locales. Es decir, la clásica fricción del peronismo no estará para que haya interés local y fundamentalmente, que los intendentes y diputados movilicen.

Por este motivo, Quintela presiona a la Legislatura, presidida por la vicegobernadora Florencia López, para que se sancione la ley sobre la necesidad de la reforma de la Constitución provincial. El operador de la iniciativa quintelista es el secretario general de la Gobernación, Armando Molina.

Si se aprueba la reforma, se llamará además a elecciones para convencionales constituyentes con el propósito que tanto jefes comunales y legisladores peronistas trabajen por el oficialismo, en este caso por Pedrali si sale airoso del convite contra Pérez y Santander.

Una fecha es el jueves 5, pero hasta hace un mes el quintelismo no contaba con los 2/3 para avanzar en la idea reformista que no está en agenda en la sociedad, ya que la prioridad hoy es el Covid y los magros salarios.