El Gobierno trata de mostrar gestión por las elecciones, pese al crecimiento de casos por Covid

Las elecciones legislativas son importante para el Gobierno, ya que serán el primer convite del gobernador Ricardo Quintela que pondrá en discusión además su reelección en el 2023.

Por ello, el Gobierno dejó en segundo plano la pandemia, con el fin de mostrar gestión debido que no hay obras u otros hechos relevantes para vender al electorado.

A un mes, el quintelismo aceleró la actividad donde Quintela será el rostro de la campaña, ya que su candidata -al igual que el resto de los contrincantes- son desconocidos en la sociedad.

Pero todo sucede con la sombra del crecimiento de casos activos por Covid en la provincia, al comparar los informes diarios del Ministerio de Salud.

El 26 de julio había 3.045 casos activos y tras dos semanas llegaron a 3.403 riojanos enfermos. Es un número histórico en toda la pandemia, que por el mismo número La Rioja estuvo en Fase 1. De esa forma, hubo un aumento superior al 10% de casos activos en La Rioja.

En el caso de las muertes es preocupante. Al 26 de julio había 906 fallecidos y al 9 de agosto había 943 decesos. Es decir, 37 muertos en dos semanas. Casi tres muertes diarias en la provincia.

Tras el audio de «platita fuerte», el jefe de Gabinete, Juan Luna Corzo, reapareció en escena para detallar las próximas medidas sanitarias. El viernes, el Gobierno determinó extender por los próximos 15 días con las mismas habilitaciones (los locales siguen con la misma capacidad de aforos).

«No se vuelve atrás pero no se habilita nada nuevo», dijo al desmentir una nueva Fase 1 en La Rioja. En ese sentido, Luna Corzo cree que «los números empezarán a bajar en las próximas semanas».

El sábado, el jefe de Gabinete dijo que «si bien hay una disminución general de números, en la Capital hay una meseta bastante alta que requiere bastante atención del sistema hospitalario, así que vamos a mantener lo que ya tenemos».