San Juan y la empresa de Josemaría le cierran la puerta al reclamo de La Rioja

El Gobierno sanjuanino y la empresa Deprominsa, a cargo del proyecto de cobre Josemaría, salieron ayer al cruce de los reclamos del gobernador riojano Ricardo Quintela y consideraron que es inviable por estar fuera de la ley, la pretensión de que esa provincia vecina cobre regalías futuras del proyecto que esta ubicado en San Juan.

El gobernador Sergio Uñac, el ministro de Minería, Carlos Astudillo e incluso desde la misma compañía minera rechazaron esa posibilidad, ya que la mina se ubica en el departamento de Iglesia, y la ley nacional de regalías indica que el 3% que debe tributar la empresa cuando empiece a producir lo debe hacer a la jurisdicción donde esta asentada.

Desde la empresa aseguraron que el Informe de Impacto Ambiental presentado “se enmarca en un territorio concreto que pertenece a San Juan y con la legislación de esta provincia”.

Añadieron que están cumpliendo desde hace 20 años con el compromiso de “gestión de impacto” hacia la comunidad riojana de Felipe Varela ya que usan ese camino para ir a la mina, y que además tienen pretensiones de exploración en el territorio riojano cercano a Josemaría.

El riojano Quintela dijo el lunes en un acto realizado en la ciudad de Villa Unión, cabecera del departamento Felipe Varela, que limita con San Juan, que el proyecto minero sanjuanino se levanta en tierras riojanas y, por ello, dará pelea por la defensa de los recursos. “He hablado con el gobernador y le decía que hay que ser generosos, hay que ser solidarios, ustedes gracias a Dios tienen un desarrollo importantísimo en la provincia. Cómo no van a tender una mano solidaria a una provincia como la nuestra”, afirmó el mandatario.

Uñac fue el primero en salir a rechazar el pedido. Dijo por la mañana que las regalías del proyecto “”son de todos los sanjuaninos, yo no puedo ceder cosas que no le corresponden a La Rioja. No vamos a ceder cosas que dentro del marco legal no se puede”, al tiempo que agregó que se pueden pensar en regalías gracias a la licencia social que se ha construido.

Por su parte, el ministro Astudillo rechazó el planteo riojano de que la mina se encuentra en su territorio. “”Lo que nosotros entendemos por yacimiento y por la conformación de la mina Josemaría, esta dada por coordenadas que indican que el límite es el Río Blanco, y hacia el sur está San Juan y hacia el norte La Rioja”, dijo , y agregó que así lo indica además el catastro provincial y el catastro minero.

“La regalía no se puede compartir con ninguna provincia porque los recursos minerales son de la provincia, y así lo indica la ley”, dijo. Astudillo consideró contraproducente discutir “sobre que parte de la riqueza nos toca, cuando todavía no podemos poner en valor el yacimiento”.

Aún se está analizando el Informe de Impacto Ambiental que presentó Deprominsa, y ayer en Minería dijeron que aún no hay fecha para emitir la Declaración que necesita la empresa.

Una vez obtenida, deberá buscar el financiamiento -más de U$S 3 mil millones-, construir la mina y tras unos años recién empezar a producir y pagar regalías. “”Todo el mundo quiere riqueza y redistribución, pero primero hay que crearla”, dijo Astudillo y planteo al gobierno riojano que mire e imite el desarrollo del modelo minero sanjuanino “”para que también puedan tener una economía pujante”.