La reestructuración del Bono Verde es con la adhesión del 75% de los bonistas; hoy La Rioja tiene el 52%

Durante esta semana, seis distritos afrontaron vencimientos de títulos de deuda pública. En primer lugar, CABA abonó $1.266,3 millones de intereses del BDC28; a su vez, Chubut hizo lo propio con el BU2G1 por $385,4 millones (renta y capital). Neuquén, por su parte, pagó $1.075,3 millones por renta y capital del BNY22.

Luego, Formosa abonó servicios de renta y capital del FORM3 por $114,5 millones. El viernes, Chaco pagó $1.528,3 millones de dos Letras de Tesorería (BLG21 y BL2G1), al tiempo que Buenos Aires hizo lo propio con cuatro Letras del Tesoro (BBG21, LBG21, BBN21 y LB3G1) por un total de $11.526,5 millones.

Emisiones

Esta semana, dos provincias colocaron deuda en el mercado de capital, a través de Letras. Chaco se hizo de $1.301 millones tras adjudicar Letras de Tesorería Clase 22a 28 días (TNA 37,5%), al tiempo que otras dos clases (23 y 24) se declararon desiertas por falta de oferta.

Por su parte, la provincia de Buenos Aires adjudicó $4.956,9 millones a 62 días (a descuento), otros $2.391,3 millones a 112 días (a descuento) y $3.802,2 millones (BADLAR+5,25%).

El pasado miércoles 25/08 la provincia de La Rioja, junto al grupo Ad-Hoc de bonistas (que posee el 52% del monto de capital del bono provincial) en conjunto con GoldenTree Assets Management LP, anunciaron la llegada a un acuerdo para la reestructuración del bono RIF25 provincial, o comúnmente llamado “Bono Verde”, y ahora se inicia el camino formal para lograr el mínimo de 75% de adhesión, y así finalizar la reestructuración del bono.

¿En qué consiste el principio de acuerdo por la deuda?

Extensión del maturity del bono En el esquema original, el bono RIF25 tenía un vencimiento en febrero de 2025, mientras que el principio de acuerdo se estira a febrero de 2028.

Esta extensión alarga la vida del bono con el fin de aliviar el pago de la amortización de capital y postergar intereses.

Cambios en la estructura de pago de amortización de capital

En las condiciones originales de emisión del bono, el capital se amortizaría en cuatro cuotas anuales
y consecutivas, correspondiente al 25% del total del capital, a realizar en los meses de febrero del
período 2022-2025 por USD 75 millones en cada caso.

El principio de acuerdo establece un cambio: el pago del capital no será ya anual, sino semestral (febrero y agosto), y se pagará en nueve cuotas, iniciando en febrero de 2024, logrando estirar dos años el inicio del pago. Estos pagos serán por el 5% del capital la primera cuota, y por el 11,875% del capital las restantes ocho cuotas.

Baja de la tasa de intereses bajo un esquema step up

Las condiciones originales de emisión del bono RIF25 determinaron que la tasa de interés que pagaría el mismo era del 9,750% nominal anual, y se pagarían los mismos en cuotas semestrales, desde agosto de 2017 a febrero de 2025.

El principio de acuerdo establece una baja en las tasas y propone realizar un esquema step up: inicia en 3,5% hasta 02/22; sube al 4,75% hasta el 02/2023; luego al 6,5% hasta 02/2024; y finalmente al 8,25% hasta el vencimiento del título (02/2028).

En resumen, totalizando pagos de amortización de capital y de servicios de intereses, para el período 2021-2024 La Rioja tendrá un alivio financiero de USD 234 millones, y una “sobrecarga” de USD 267 para el período 2025-2028.