Un guiño para el Norte Grande en el proyecto de Presupuesto 2022

Según la consultora Politikon Chaco, que dirige Alejandro Pegoraro, “el ranking nacional muestra a provincias del Norte Grande concentrando el top cinco de mayores incrementos del gasto total” en el proyecto de Presupuesto.

“Formosa está a la cabeza, que tendría una asignación 55,9% mayor que el corriente año; le sigue Chaco (+ 53,2%), Santiago del Estero (+ 51,2%), Salta (+ 50,5%) y Catamarca (+ 47,6%)”, sostiene el informe. Y si la lupa se amplía a los diez primeros puestos de incremento del gasto total, se suman además Misiones (sexto puesto, con + 47,3%), Jujuy (octavo, + 46%) y Tucumán (décimo, + 44,4%). Corrientes queda undécima (+ 43,7%) y más relegada La Rioja (en el vigésimo lugar, + 38,4%). El promedio a nivel país: + 36,9%.

“En el otro extremo del ranking, los tres distritos que tendrían caída real son CABA (+ 21,7%), Tierra del Fuego (+ 31,5%) y San Luis (+ 32,8%)”, señala, con la meta inflacionaria (33%) como referencia.

El desagregado en función del tipo de gasto arroja sin embargo contrastes. En gasto corriente, Formosa está a la cabeza de los incrementos con una suba del 61,9%; seguida por Bs. As. (+ 60,4%); Chaco (60,0%), Misiones (+59,1%) y Córdoba (+ 58,4%). Y en gasto de capital, también lidera Formosa (+220,1%), seguida por Catamarca (+ 219,3%) y Santiago del Estero (+ 211,5%). Pero en el otro extremo del listado, y con caídas reales en este rubro, aparecen Misiones (+ 28,9%), Jujuy (+ 14,5%), Corrientes (+ 9,9%) y Tucumán (0,9%).

“A primera vista no hay un patrón demasiado claro que explique un comportamiento de bloque regional, y de hecho en la composición del gasto por provincia hay una serie de diferencias muy importantes”, sostuvo Pegoraro, y ancló la disparidad en algunas de esas asignaciones “en función de la relación política del Gobierno con esas provincias”.

“Pero sí lo que se observa es que, dentro del gasto corriente, la mayor parte de las partidas tienen incrementos importantes, sobre todo lo que tiene que ver con gastos de consumo, prestaciones de la Seguridad Social y transferencias corrientes, y el Norte Grande tiene un volumen importante por la cantidad de beneficiarios, de programas sociales sobre todo, sumado a la cuestión salarial de los agentes nacionales con asiento en las provincias”, agregó.

Pegoraro también destacó que “este primer texto del proyecto de Presupuesto no contempla, a priori por lo menos, una respuesta a los reclamos regionales que están sobre la mesa”. “La cuestión de la tarifa eléctrica está todavía en el Congreso y habría que ver cómo termina impactando en una discusión parlamentaria; la del combustible no está ni siquiera tocada, y en subsidios no tiene la Región una particularidad especial en términos de asignación presupuestaria”, desmenuzó. La incógnita ahora es si el relanzamiento de la gestión Fernández y el ingreso de Manzur representarán anuncios concretos para la región.

El proyecto de Presupuesto nacional 2022 enviado por el ministro Martín Guzmán al Congreso el pasado miércoles incluye un primer guiño para el Norte Grande, región que concentró casi la totalidad de los triunfos del Frente de Todos en las PASO: ocho de las diez provincias con mayor incremento del gasto total proyectado son del NOA y NEA.

Ese respaldo se verifica tras el relanzamiento en diciembre pasado de una liga de gobernadores norteños de distintos signos políticos, que traccionaron en bloque durante la primera mitad del año -la campaña luego desdibujó la tarea conjunta- para hacer oír sus planteos y pedidos a Alberto Fernández.

El plan de gastos nacional esconde sin embargo matices, con algunos de esos distritos colocados varios escalones por debajo en materia de recursos. Y mantiene como asignaturas pendientes un manojo de reclamos regionales clave a la Casa Rosada.